La web social imprime velocidad a la toma de decisiones de los negocios

Espirales_de_fuego

El negocio de esta era de internet depende cada vez más de la influencia de la instantaneidad de los mensajes y de la lectura de los inputs de información que proceden del social media. Por eso los negocios están más afectados por la velocidad y, de otro lado, por la complejidad que supone la realización de análisis que nos permitan extraer todo el jugo de la conversación y datos vertidos en la red. Todo esto es así, obviamente, si la empresa en cuestión está volcando su atención en lo que ocurre en este mundo cada vez más afectado por la tecnología social.

El chispeante entorno de los canales de comunicación que protagonizan las personas en la red da muchísimo material de información para las empresas, a cada momento. Existen muchas compañías como Dell o Gatorade que han dispuesto de centros de control de la web social, cuya novedad es que, como explica David Armano, se ubican en áreas concretas de las compañías; en salas concretas, lo que representa una novedad en cierta media, pues la mayoría de las empresas realizan el mismo trabajo de monitorización, pero de forma más atomizada e, incluso, con ayuda de proveedores externos.

Si pusiéramos un ejemplo plástico, las empresas hoy en día podrían recrear situaciones parecidas a los mercados bursátiles con contínuas referencias en tiempo real de lo que están ocurriendo en las cotizaciones. En el caso de las organizaciones que se fijan en lo que está pasando en el social media, las referencias serían no las cotizaciones sino valoraciones, aportaciones y posicionamientos de los internautas.

En el cuanto al análisis de las redes sociales, como señala Santi García para el ámbito interno de las organizaciones, la clave parte de la idea de que el conocimiento gana protagonismo como factor productivo, también para el  ámbito externo. Lo que resulta cada vez más patente es que la evolución y el desarrollo que tome tu organización es la resultante de una serie de decisiones e influencias, muchas de las cuales pueden proceder de lo que dé de sí el análisis de lo que aporta la web social.

Gestionar bien un blog corporativo, es una ventaja competitiva no una carga

Blog_corporativo

Una encuesta de IBM afirma que el 80% de los blogs de las empresas no llegan a publicar más de cinco entradas. A partir de ahí prácticamente desaparecen. De ser así, esta escasez de contenidos puestos en circulación por parte de las empresas, hace que los contenidos se conviertan en un valor importante, una ventaja competitiva muy a tener en consideración dentro de la estrategia de Comunicación y Marketing.

Probablemente las empresas, sin encuestas en la mano como para afirmarlo con cierta rotundidad, prefieran su involucración en el social media a través de herramientas que requieran menos esfuerzos como Twitter o Facebook. De hecho eso mismo le está ocurriendo a muchos bloggers que, después de meses y años de esfuerzo y tenacidad para mantener bien repleto de post sus bitácoras, han preferido una presencia digital menos esforzada.

Las empresas se convierten en medios de comunicación en el momento que deciden escribir historias de su actividad, o de su entorno, lo que les permite entrar en una dinámica que les aporta valor añadido que redunda en un incremento de su reputación. Esta estrategia es muy recomendable cuando, por otra parte, la publicidad tradicional no está reportando ingresos a las compañías dada la saturación existente.

Resulta obvio que la estrategia de potenciación del blog corporativo como vía para competir a través de los contenidos, no puede en estos momentos descartar al mismo tiempo la presencia multiplataforma en otros canales del social media. Pero tampoco puede obviar la trascendencia de plantear un objetivo de permanecencia en el largo plazo, pues efectivamente un blog es una plataforma que exige constancia y permanencia en el tiempo, además de aportar contenidos interesantes. Por supuesto.

El producto por el producto no es nada sin aportar conocimiento y generar reputación

Regando_para_recolectar

Ya sé que el social media es mucho más que eso, mucho más, pero desde la perspectiva de lo que representa la actividad en las empresas y el uso de estos canales, el proceso se cirscuncribe a unos determinados pasos. Por lo que si formulara la pregunta: ¿cuáles son los pasos que dar para hacer negocio con el uso de los canales habituales del social media? Diría que  básicamente dos: la aportación de información o conocimiento y generar reputación.

 

El punto de conexión entre aportar conocimiento y generar reputación está en la creación y el desarrollo de las relaciones. Desde una perspectiva centrada en los ingresos a los que aspira cualquier negocio, bien podríamos aceptar que gracias al social media, es más barato el precio por la incorporación de cada cliente y, por otro lado, es más duradera la duración de su permanencia. Obviamente si se hacen bien las cosas.

 

La cuestión es que los productos por los productos, los servicios por los servicios, o la marca por la marca, no son suficiente en esta era de la web de la participación. Así las cosas, y más que nunca, el aserto de que las cosas no existen sino se comunican, es mucho más importante y trascendental ahora. La dinámica de los tiempos nos está llevando cada vez con más rotundidad a situaciones en las que se evidencia que estamos cambiado un modelo. Y si nos centramos en una vieja actividad como la publicitaria, comprobamos que ha llegado un punto en el que, según el libro Marketing to de social web, solo el 14% de los consumidores se cree la publicidad y, por otra parte, según la empresa Nielsen, el 90% de los consumidores cree en las recomendaciones de sus iguales.

 

Lo realmente atractivo del nuevo modus operandi es que prácticamente desde el minuto uno, o antes quizás, antes que contar con novedades en mi empresa, resulta promordial el mantener un nivel de relaciones y generar una comunidad pues como consencuencia de ello, tendremos más posibilidades de hacer negocio, es decir de generar riqueza y ganar dinero.

 

Los jóvenes ponen pegas a los límites del social media en las empresas. ¿Tolerable?

Joven_frente_ordenador

Según una encuesta de Cisco realizada con 2.800 jóvenes de 14 paísesa, la gente de menos de 30 años que está involucrada profesionalmente, rechaza asumir las normas que rigen el uso del social media en las organizaciones para las que trabajan. Hay distintas razones por las que demuestran este rechazo, partiendo de la base de que están acostumbrados a la filosofía que preside este tipo de herramientas cuando las usan a título personal. Y entrar a manejarlas de otra manera, o con determinados límites, es algo que se les escapa respecto al sentido que para ellos tienen. Entre esas razones, el informe señala la siguientes:

  • 80% consideran que las normas están desfasadas.
  • 22% dice que tienen que acceder a sitios 'prohibidos' para terminar su trabajo.
  • 18% no tienen tiempo de pensar en normas cuando trabajan.
  • 15% se olvidan que existen.

Con estas valoraciones, que en detalle se pueden leer en este post de Carlos Domínguez, vicepresidente mundial de Cisco, creo que queda patente que los jóvenes tienen otra visión del social media que la que aciertan a tener las organizaciones. Bajo mi punto de vista, queda muy claro que las empresas tienen que tener normas de uso del social media, pero también entiendo que las compañías tienen que adoptar un talante abierto y reflexionar sobre la importancia de tener talento joven y, además, sobre los cambios inevitables que las empresas tienen que asumir para adaptarse al nuevo entorno competitivo.

Cuanto más usen las personas la web social, más obligadas estarán las empresas a hacerlo también

Personas_en_una_cafetera

El único detalle a discernir es si las personas consideran adecuado que las empresas utilicen para sí mismas aquellos medios que  ellas consideran propios del entorno de su vida privada. La aparición de noticias como que el 76% de los británicos, usuarios de Facebook, ha colgado fotos borrachos en esta red social, resta seriedad y certidumbre a que muchos equipos directivos consideren apropiado la utilización para el negocio de herramientas como ésta a la hora de concebir globalmente su gestión y no solo hacer promociones comerciales.

Pero es cuestión de tiempo, pues a pesar de ello, de lo que no cabe la menor duda es de que la adaptación de las aplicaciones sociales para la gestión de las empresas es un asunto imparable. Forrester considera que hay cinco estadios de la utilización del social media por parte de la empresa, desde aquella que no quiere ni oir hablar hasta la que concibe su organización completa a través de un entorno colaborativo.

Entre las previsiones de IBM para el año 2012 en lo que tiene que ver con el desarrollo del social media, se reafirma la tendencia. Un paso más. Es decir, se acelera la práctica en la medida que se considera inevitable adaptarse a los usos que las personas anticipan. Y así es: las empresas tienen que sacar partido en su día a día (no solo en lo que tiene que ver con el Marketing) desde el momento en el que se dan cuenta que si no lo llevan a cabo, no se van a enterar de lo que le están haciendo sus clientes, y especialmente los más jóvenes.

 

El social media refuerza el papel de las personas y las personas tienen corazón

Love

Desde tiempos inmemoriales las tareas relacionadas con el trabajo han estado sujetas a conceptos estrictos de la órbita del poder. Quien manda, manda y los demás hacen. Este tipo de mecanismos han tenido varias constantes, como que la rigidez disminuye las sorpresas negativas en las empresas, puesto que el panorama de las relaciones se restringe mucho (los jefes solo hablan entre ellos y el resto de la organización ejecuta, casi sin pensar). Esta dinámica sin embargo es empobrecedora, pues limita el papel de mucha gente a obedecer solo, y no a crear.

La llegada impactante y globalizadora del social media ha puesto de manifiesto por contra la importancia básica de las relaciones para hacer negocio, por lo que las personas adquieren un protagonismo grande, de tal manera que la capacidad de crear se incrementa sobremanera. Los escépticos piensan que también las fugas o las sorpresas negativas que mencionaba. A la hora de definir este panorama, en grado sumo, hay quien habla de que el verdadero protagonista es el amor. ¿Amor en las empresas? Sí. Entendido como la capacidad de aminorar los errores del que tienes al lado y potenciar sus virtudes, aseguran en el blog Social Organitation.

Desde luego el mundo no es blanco o negro. Sí me parece obvio desde luego, que si las personas tienen más canales para expresarse y tener presencia, y si de alguna manera estamos forzados a usarlos en esta era que vivimos, resulta patente que nos situamos en un contexto marcado por las relaciones y las personas, y las personas tienen corazón. El nuevo juego nos pone en la tesitura de romper con viejos clichés y nos anima a probar nuevos caminos.

Marketing y atención al cliente, 2 pasos básicos que cualquier empresa debe dar en social media

Pasos1

Si una empresa se plantea desde cero qué podría hacer en social media, la respuesta más evidente es que podría llevar a cabo acciones de Marketing para ayudar a incrementar ventas y, de otro lado, se le podría indicar también que los canales de social media son muy indicados para encabezar el servicio de atención al cliente.

De forma programada, y con una visión global de lo que representa la involucración de la empresa en este entorno, las tareas comerciales y de conexión con los clientes, son claramente determinantes en lo que se refiere a impulsar el criterio del diálogo en las empresas con el entorno o el mercado en el que opere, o más allá de él. ¿Pero es lo único?

Resulta patente que promover este tipo iniciativas genera muchas tareas añadidas que implican modificaciones sustanciales en el modus operandi de las empresas. Aquí es donde se ubica el gran reto de las empresas y las economías, algo que se empieza a entender en unas partes del globo antes que en otras. Efectivamente, en las compañías de países emergentes existe más nivel de uso del social media que en las de economías maduras como las occidentales, como recoge un informe de Grant Thornton.

La "misión cambio" en las organizaciones está a la orden del día. Lo interesante es saber enfocar de forma adecuada este paso inevitable. Lo recomendable bajo mi punto de vista es poner en marcha el cambio cultural que se incorpora también en el momento que se empiezan a usar los nuevos canales de comunicación.