El social media refuerza el papel de las personas y las personas tienen corazón

Love

Desde tiempos inmemoriales las tareas relacionadas con el trabajo han estado sujetas a conceptos estrictos de la órbita del poder. Quien manda, manda y los demás hacen. Este tipo de mecanismos han tenido varias constantes, como que la rigidez disminuye las sorpresas negativas en las empresas, puesto que el panorama de las relaciones se restringe mucho (los jefes solo hablan entre ellos y el resto de la organización ejecuta, casi sin pensar). Esta dinámica sin embargo es empobrecedora, pues limita el papel de mucha gente a obedecer solo, y no a crear.

La llegada impactante y globalizadora del social media ha puesto de manifiesto por contra la importancia básica de las relaciones para hacer negocio, por lo que las personas adquieren un protagonismo grande, de tal manera que la capacidad de crear se incrementa sobremanera. Los escépticos piensan que también las fugas o las sorpresas negativas que mencionaba. A la hora de definir este panorama, en grado sumo, hay quien habla de que el verdadero protagonista es el amor. ¿Amor en las empresas? Sí. Entendido como la capacidad de aminorar los errores del que tienes al lado y potenciar sus virtudes, aseguran en el blog Social Organitation.

Desde luego el mundo no es blanco o negro. Sí me parece obvio desde luego, que si las personas tienen más canales para expresarse y tener presencia, y si de alguna manera estamos forzados a usarlos en esta era que vivimos, resulta patente que nos situamos en un contexto marcado por las relaciones y las personas, y las personas tienen corazón. El nuevo juego nos pone en la tesitura de romper con viejos clichés y nos anima a probar nuevos caminos.

Cómo las comunidades sociales cambian los organigramas

Actualmente los organigramas, como expresión de las relaciones de poder en las organizaciones, y, en paralelo, de la más o menos incipiente puesta en marcha de comunidades dentro de las mismas organizaciones, viven un proceso que he intentado resumir en la siguiente presentación que utilicé en una charla para una institución que ha comenzado a utilizar herramientas participativas.
 
Hacia Organigrama de Participacion
http://static.slidesharecdn.com/swf/ssplayer2.swf?doc=haciaorganigramadeparticipaciond-091229004722-phpapp02&stripped_title=hacia-organigrama-de-participacion-d

 

La meditación y el aprendizaje, vídeo de Redes, el programa de Eduard Punset

http://blip.tv/play/%2B3KBt%2BgrAg
Me llama mucho la atención la técnica de la meditación. En el último programa de Redes, de la segunda cadena de Televisión Española, profundizan sobre la manera en la que la meditación y el aprendizaje están vinculados. Particularmente considero que un mecanismo similar al que permite en el cerebro establecer conexiones entre situaciones, estados de ánimo y la materialización de dificultades o mejoras; puede ocurrir en el comportamiento en red de las organizaciones. Es por lo que, podría entenderse, que las buena sensaciones generan crecimientos en red. Aquí podría radicar también el fenómeno de la colaboración. Obviamente, no creo que sea la única explicación de los crecimientos de las redes: están los intereses, el ego, y otro tipo de motivaciones teóricamente no tan positivas. El vídeo dura unos 40 minutos, pero resulta interesante. Si tienes un rato, no te lo pierdas.