La productividad en la web social depende de la capacidad de filtrar y organizar la información

Escribo este post con las ideas que he vertido en mi charla a través de videoconferencia en la Barcamp Ecuador de este sábado. El tema elegido para mi intervención era la productividad en internet y la web social. Fueron 15 minutos que dieron básicamente para encuadrar el tema y para atreverme a hacer algunas afirmaciones.

  1. Fijé el campo de análisis en el período centrado antes de la llegada de la web social y después de ésta.
  2. Antes de la irrupción de los social media, la eficiencia y la productividad se centraban en acciones exclusivamente de cara al interior de las empresas con tecnología y software de pago.
  3. Después de la puesta en marcha de blogs, microblogging, etc, la idea de la eficiencia y la productividad se tiene que relacionar en un entorno hacia dentro, pero también hacia afuera de las compañías. El software que prima es primordialmente gratuito.
  4. Resulta del todo patente que las nuevas tecnología, en general, tienen escrito en su ADN el ahorro de costes. La pregunta es si existen datos suficientemente contrastados como para poder afirmar que la web social es productiva y eficiente.
  5. Bajo mi punto de vista sí existen indicios muy potentes que favorecen la eficiencia y la productividad en el uso de los social media, aunque falta cierto recorrido para tener una serie de confirmaciones.
  6. Los social media ponen más información en circulación, de más fácil acceso, pero incrementa el ruido en determinadas fases, por lo que el filtrado de datos es un factor crítico para saber 'donde está el grano y donde la paja'.
  7. Desde mi perspectiva, la herramienta del catálogo de social media más eficiente es el microblogging. En este sentido, y a través de YouAre, iniciativa de microblogging en la que me encuentro involucrado, existen líneas de acción que subrayan la importancia de la organización y el filtrado de los mensajes, así como el hecho de favorecer la coordinación y el seguimiento del desempeño de las tareas a través de tags y niveles de ejecución de proyectos mediante porcentajes.
  8. La capacidad del microblogging como eje central sobre el que pivotar la gestión eficiente de las empresas, viene dada por la concreción de los mensajes en 140 caracteres, su rapidez, la posibilidad de enlazar con otras fuentes de información ( blogs, wikis…) la conexión con el exterior y la multi-ubicuidad a través de dispositivos móviles. 
  9. Las empresas tradicionales deben entrar rápidamente en un proceso de reflexión para adaptar la web social a su realidad. Para ello la figura del community manager se está convirtiendo en fundamental pues funcionan como puente para explicar a los directivos de estas empresas tradicionales las claves del social media.

La comunicación de crisis será cotidiana con la acción de los social media

Ni que decir tiene que el caso de Toyota (del que en los últimos días vengo realizando comentarios) nos ilustra de forma muy palmaria sobre las situaciones de comunicación de crisis que cada vez van a ser más frecuentes. Cada vez se está detectando una mayor familiaridad de las personas para opinar y criticar a través de los social media o medios participativos.

No hay duda de ningún tipo que la relación C2B (consumer to business) está siendo más potente que la contraria, la B2C (business to consumer). En los días 'más calientes' del caso Toyota se publicaron twitts cada 30 segundos denunciando los fallos mecánicos de los vehículos. Y resulta muy determinante caer en la cuenta que, efectivamente, la dirección de las relaciones entre el negocio y los consumidores está cambiando. No es lo mismo que el negocio tenga la sensación de que controla ese vínculo a que los clientes lo puedan alterar y gozar de un protagonismo grande en el proceso.

Las empresas tienen que darse cuenta de la nueva situación que va a ser cada vez más estructural. De entrada, cabe señalar que en las situaciones de crisis hay que actuar adecuadamente y con celeridad, como señala el multimillonario Warren Buffett. Más que antes cuando las situaciones de crisis las encabezaban en exclusiva los medios tradicionales de comunicacion. Y va ser cada vez más frecuente que las radios, periódicos o televisiones se fijen en los procesos de crisis de los que van a alertar las personas a través de sus blogs y perfiles en redes o microblogging. En esa segunda fase los periodistas indagarán más y ofrecerán una visión más intensa, pero la noticia la habrá iniciado 'una persona como tú' a través del social media.

Fue Twitter quien puso sobre las cuerdas a Toyota

En el caso Toyota, que en estas fechas está siendo la referencia más destacada como ejemplo de comunicación de crisis, ha sido muy relevante el papel que ha jugado Twitter. Resulta que este servicio de microblogging ha estado emitiendo durante los días álgidos desde la aparición del problema una media de un twitt criticando a Toyota cada 30 segundos.

La respuesta de la dirección de Toyota en todo este caso ha sido muy criticada, desde el punto de vista de la Comunicación, especialmente por su lentitud. Está claro que en estos tiempos que corren un problema que afecta a los frenos de millones de coches en el mundo entero, no es igual que en la etapa en la que reinaban en exclusiva los medios de comunicación tradicionales.

De hecho, habría que plantearse si hubiera tenido tanta visibilidad el problema o si hubiera sido un capítulo más de comunicación de crisis, como otros anteriores en los que los medios de la web social no tenían tanto protagonismo como actualmente. Más bien parece que no. Como ejemplo bien nos vale saber que el 79% de las cien principales empresas de Fortune tienen ya presencia en Twitter, Facebook, You Tube o a través de blogs corporativos. El ejemplo debe cundir.

Esto es siempre como aquello de que ‘viene el lobo, que viene el lobo’. Pues eso, la mayoría de las empresas no parecen querer adaptarse en condiciones al fenómeno de la web participativa y la cosa explota cuando menos te lo esperas y es entonces cuando se nota la creciente influencia de los social media y la falta de pericia de las compañías al respecto.

Merece la pena hacer una observación clave: las empresas de por sí no suelen tener muy activados sus planes de respuesta comunicativa para los momentos de crisis. En esos instantes siempre se ha improvisado pensando en la dinámica impuesta por los medios tradicionales de comunicación, pero ahora es insuficiente. ¿Se pueden permitir las compañías retrasar más tiempo su involucración en el social media? No parece muy recomendable.

El microblogging es el futuro de la Comunicación Interna

El otro día participaba en un encuentro en el que José Luis Antúnez, compañero de organización del EBE y fundador de YouAre, explicaba mucha de las posibilidades que esta herramienta de microblogging ofrece a las empresas, y la verdad que vi claro en ese momento, y después con el reposo de los días, que sin duda de ningún tipo, el microblogging representa hoy por hoy la respuesta más eficaz y eficiente para el futuro de la Comunicación Interna.

Intento ahora dar algunas razones de por qué esto es así. Las empresas, como cualquier organización formada por personas, tiene una necesidad evidente de estar comunicadas. Cuanto mejor comunicada esté una empresa, más posibilidades existe de hacer frente a los retos diarios y de conseguir unos objetivos determinados. El tiempo real es un factor crítico para esa respuesta permanente que exigen los procesos productivos tutelados por personas, tanto en las actuaciones formales como las informales es decir independientemente de si están reglados o no. Y el microblogging es el sistema más completo de puesta en circulación de información y mensajes que existe en tiempo real.

Gracias a una conexión online al momento extendida por toda una organización, los tiempos de respuesta se acortan por lo que la productividad se incrementa. En un entorno comunitario, estar interconectado es una manera de tener activada en cualquier instante una tupida red de conexiones bilaterales y multiraterales que facilita información y datos para, efectivamente, reducir el tiempo de respuesta interno.

Desconozco en otros sistemas, pero en YouAre existen muchas opciones para que la información puesta en circulación se organice también en tiempo real, gracias a los tags que se pueden incluir en los mensajes, la posibilidad de generar grupos de personas en torno a objetivos concretos y la opción de conectar los controles de presencia en la red interna con los niveles de desempeño de tareas.  Desde el punto de vista de la interactividad, hay que subrayar la importancia de los mensajes directos que garantizan la necesaria reserva o privacidad con la que hay que tratar determinadas cuestiones.

El microblogging es para la Comunicación Interna como el anillo para el dedo. Hasta aquí, he indicado algunas cuestiones importantes desde el punto de vista operativo, solo añadir alguna desde el punto de vista de la presencia e implicación de los recursos humanos. La presencia de las personas a través de la herramienta del microblogging es una forma de expresar abiertamente la participación y la aportación, lo cual facilita el incremento de la motivación.

Voy a empezar en los social media ¿qué empiezo por Twitter o por un blog?

Leyendo por aquí y por allá, como cada día, me ha asaltado una pregunta que no sé si alguien se atrevería a contestar. Imagina que eres una persona que acaba de decidir iniciarse en los social media. ¿Cómo lo harías, vía Twitter o vía blog, o poniendo tu perfil en Facebook? Entiendo que cada cual lo haría según la influencia que recibiera, pero imagínate que es tu caso.

¿Qué es más clave un post interesante o un twitt oportuno? A vueltas con el lugar donde preferentemente habita la conversación…

A vueltas con el debate que arrancó Jesús Encinar respecto al hecho de que las conversaciones, iniciadas en el ámbito de los blogs y que caminan ahora por el mundo de las redes sociales y el nanoblogging, me planteo yo ahora la trascendencia que supone escribir algo interesante y publicarlo en un blog respecto a saber elegir un tema que lanzar muy brevemente en Twitter, por ejemplo.

La pregunta es: ¿qué es más importante escribir un buen post o lanzar una idea con un enlace que genere una cierta excitación en Twitter? Ya sé que la cuestión no puede ser planteada en términos de o esto o lo otro porque realmente ambas opciones no son excluyentes. Lo que sí me genera interés es el hecho de que lanzar el breve mensaje por Twitter puede llegar a ser más relevante que haber desarrollado esa misma idea de una manera más extensa en un blog.

En su día escribí en el blog de Evento Blog España que el microblogging era como la comida rápida y el blog como las viandas tradicionales de siempre. Y ya digo, no pretendo optar por uno u otro, especialmente cuando ambas son piezas de un mismo mecano que cobra sentido desde el momento en que lo verdaderamente importante es la conversación, aquí o allá.