El social media es mucho más apto para el negocio que los medios tradicionales

Esto es algo que me parece tan evidente que, no solamente es una simple diferencia, es como la noche y el día. Las características del social media en cuanto a flexibilidad, capacidad de adaptación, crecimiento, involucración de múltiples agentes y actores, capacidad de innovación etc, y miles de etc más, contrasta con el cortísimo recorrido de los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y televisión) a la hora de enfocar su capacidad de participar o generar negocio. Las plataformas tradicionales de comunicación ponen capital en movimiento y recursos en el mercado casi exclusivamente en función de si tienen más o menos publicidad. Luego podríamos considerar la capacidad de la Comunicación Relaciones Públicas para provocar también actividades de negocio a través de las noticias que se van publicando.Y poco más. Yo no veo nada más.

El social media, por su parte, es tan amplio y tiene tal capacidad de penetración que las opciones de negocio que pueden facilitar son tremendas. Se me ocurren estos ocho ámbitos que de forma más directa o indirecta tienen que ver con los negocios en un sentido amplio:

  • la opción básica de ser vehículo de publicidad.
  • los micropagos.
  • la geolocalización.
  • el comercio electrónico
  • ser plataformas logísticas para operaciones
  • la involucración directa de las personas como factores determinantes de la evolución de un negocio a través de sus opiniones.
  • la aportación de ideas innovadoras para las mejoras de los negocios.
  • ser escenario de competividad.

Dando cuenta de estas pinceladas, me parece del todo obvio que existe una cuestión añadida que clarifica más aún las diferencias. Los medios tradicionales se crearon para informar a la gente. Ya está. Como empresas tuvieron claro desde el principio que podrían vivir si tenían seguidores y más tarde si obtenían publicidad. El social media parte de la base de que son herramientas con tal capacidad que se pueden utilizar para múltiples facetas de la vida, incluidas los medios de comunicación .

El Corte Ingles ha iniciado de forma lenta, pero irreversible, su transición hacia la empresa 2.0

La noticia la conocíamos ayer a través del blog The Orange Market, el Corte Inglés anunciaba su entrada en Foursquare dentro de la campaña 'comando fantástico'. No voy a entrar en los detalles de esta campaña que es puramente marketingniana y además hablan de ella en el sitio donde descubrí la noticia. Esto concretamente es relativamente importante. Lo que sí me parece sumamente destacado es que la empresa de distribución española por excelencia haya iniciado, ya sin dudas, su senda en el mundo de la web social, a través también de sus perfiles en Twitter y Facebook. Yo hace un par de años aproximadamente, lanzaba la pregunta de cuándo el Corte Inglés abrazaría la cultura de los blogs. Pues ya ha llegado el momento.

Estoy del todo convencido que la estrategia de el Corte Inglés tiene una orientación marketingniana como digo, pero como también comento habitualmente, el Marketing y la Comunicación o Relaciones Públicas es la puerta de entrada para que las organizaciones evolucionen poco a poco hacia conceptos definidos como empresa 2.0. Desde mi punto de vista, estoy convencido que la dirección de la compañía no asume ni de lejos (me encantaría contrastarlo) la opción de evolucionar hacia el social business. Realmente, como todas las grandes empresas que han visto en España y en el mundo entero la necesidad de entrar en este nuevo escenario, la motivación para ello es sencillamente y lícitamente vender más a través del posicionamiento de la marca en los medios participativos. La cuestión añadida es que ese es el camino por el que se empieza a realizar una gestión de cara a la galería y con la opción permanente de ser criticado y que la crítica sea pública. Este hecho es el que entra en conexión directa con la necesidad de relacionarse de forma adecuada con el entorno, lo que contribuye a reforzar o construir una reputación a través del diálogo con ese entorno.

Este tipo de acontecimientos hace que las compañías empiecen a tener en torno a sí una determinada comunidad que tiene que ser gestionada. Hablamos de una situación determinante que refuerza esa idea de gestión de cara a la galería, con niveles de transparencia exigidos. A través de ese ejercicio de desarrollar una gestión con una presencia pública empieza a plantearse un siguiente paso, cual es el contagio hacia el interior de la organización. De tal manera, las empresas entenderán mejor al mercado que progresivamente se zambulle más y más en el social media, si son organizaciones que saben usar y rentabilizar estas herramientas en sus propios procesos internos. No existe duda al respecto. Además, es necesario añadir la necesaria eficiencia que las compañías obtienen mediante el uso de estos canales.

Como conclusión, podría decir que el camino que ha iniciado el Corte Inglés es muy interesante, pues nos encontramos ante una de las empresas de referencia de España, con todo lo que ello significa a la hora de influir en su ámbito. Considero que el proceso por el que esta compañía definirá de una forma más palmaria su adaptación a lo que entendemos por empresa 2.0 será lento, de un par de décadas aproximadamente, pero irreversible. De aquí a haber cumplidos esos años la empresa habrá muy probablemente consumado un relevo generacional en la alta dirección que favorecerá el cambio y la adaptación, características que siempre el Corte Inglés ha logrado, eso sí, manteniendo sus valores originales. Iremos viendo…

Para empezar una empresa 2.0 prescinde de la herencia previa y construye desde cero

A veces para construir algo nuevo hay que acabar con lo anterior, pues nos puede condicionar en exceso. Estoy persuadido de ello y eso que, al mismo tiempo, estoy convencido también, casi por código genético, que los seres humanos somos mejores o peores en función de la evolución de la que somos protagonistas. Por eso, de acorde con esta segunda máxima, entiendo que la empresa normal y corriente, podríamos llamarla así, camina en un sentido que no es más que una consecuencia de la marcha de los acontecimientos que la rodean. De esta forma, si hoy en día internet cada vez influye más en nuestras vidas, está visto y comprobado que el actual fenómeno del social media, web 2.0, social business, empresa 2.0, etc, etc se convierte en un exponente fundamental, como Umair Haque de la Universidad de Harvard sostiene, muy distinto de lo que heredamos de la sociedad industrial.

Así las cosas, cuando nos centramos en este asunto no solamente nos referimos a nuevas herramientas, sino también a un cambio radical de entornos, organizaciones, modelos de producción, incluso de comportamiento humano… El asunto es de una profundidad muy grande, pero el punto de vista práctico nos exige enfocar y concretar. Por eso, el propósito de esta entrada de hoy se refiere a cómo levantar una actividad que comulgue con las características de lo que se da en llamar social business o empresa 2.0, la forma de definirla me da un poco igual.

Y bien, llamemos como llamemos lo que queramos crear, en el ámbito de la economía abierta como denomina la gente de 20abierta, de la Escuela de Organización Industrial (EOI), existe un paso clave: prescinde de lo anterior y empieza desde cero. Serán los vicios adquiridos, las rutinas, las mentalidades cerradas, etc, la cuestión es que a veces es muy difícil construir sobre unas bases diferentes a lo que queremos levantar, ya que tarde o temprano incurrimos en contradicción.

La introducción en la órbita del social media suele llegar desde afuera, vía Comunicación, Relaciones Públicas, Marketing… Pero eso es insuficiente, pues la tendencia es a asumir que todo es simplemente un nuevo invento que se tiene que adaptar a nuestra forma de llevar la empresa de siempre, cuando es al contrario, lo de siempre se tiene que adaptar al nuevo invento. Por esta razón, la maduración del proceso innovador se tiene que concretar en el interior de las empresas.

Te animo a que leas la revista Comunicas? que ahora ha sido premiada

A mi personalmente  la revista Comunicas? del Grupo BPMO me gusta. Sale cada trimestre y se distribuye gratuitamente en el sector. Normalmente descubro entre sus páginas varios temas de interés que procuro leer convenientemente, aunque a veces (¡maldita falta de tiempo!) se me queda algún artículo pendiente con todo el dolor de mi corazón. Animo a quien no conozca Comunicas? a que la siga pues no se arrepentirá.

El diseño también gustará a quien la lea y consulte. Lo contrario me parecería insostenible. Es sencillo y las cosas están bien destacadas con fotos, tipografía y recursos sin estridencias; todo compuesto de una forma armónicamente llamativa.

La publicación incluye temas de Comunicación, Marketing y Recursos Humanos. María José Cayuela, jefa de redacción y fundadora de Comunicas? dice: “En cada número intentamos transmitir vanguardia, modernidad y tendencias en el sector. La intención es sorprender y ser los primeros en explicar, de manera didáctica, en qué consisten las nuevas técnicas y las herramientas que pueden ser interesantes para la comunicación de organizaciones y marcas. Siempre con un cuidado extremo en la imagen visual para que ésta sea igual de impactante y moderna que sus contenidos”

El trabajo bien hecho, tarde o temprano recibe compensaciones. Y yo me alegro sinceramente por la conseguida por el Grupo BPMO, que ha ganado uno de los prestigiosos Gold Quill Awards de la Internacional Association of Bussines Communicators (IABC), como no podía ser de otra manera en la categoría de publicaciones. La entrega del premio tendrá lugar en Toronto, el próximo 7 de junio.Mis felicitaciones.

¿Hasta qué punto puede la banca de EEUU superar su crisis de imagen con una campaña de Public Relations?

Resulta que 2/3 partes del público americano consultado en una encuesta de la que da cuenta Bloomberg.com criticó el papel de los ejecutivos de banca de EEUU cuya imagen quedó muy afectada por su involucración ( época de los bonos basura y tal) en el arranque de la actual recesión económica. Eran los tiempos de la intervención de los Fannie Mae y Freddie Mac. Técnicamente parece que se incurrió en demasiado riesgos con productos financieros demasiado arriesgados para un mercado inmobiliario dispuesto a explotar, como aquí en España. Desde el punto de vista de la percepción, las clases sociales medias especialmente y algunos responsables políticos denunciaron la avaricia de muchos responsables de entidades financieros.

En este contexto que se extiende ya durante más de un año, del orden de 150 bancos y empresas aseguradoras de primer nivel en los EEUU acaban de anunciar la puesta en marcha una campaña de Public Relations que, imagino, tendrá muchos ceros. Sobre ella se dan algunos apuntes escuetos en el mismo enlace de Bloomberg de arriba. Se afirma, por ejemplo, que se quiere 'dialogar' con la gente a través del social media, si bien buena parte de los esfuerzos se tendrán que depositar en la pugna política y de influencias a través de lobbies en Washington cuando algunos procesos electorales están en el arranque .

Si uno se hace la pregunta de si puede una campaña de Relaciones Públicas ayudar a superar una crisis de imagen de la banca de EEUU, inevitablemente se tiene que poner primero a analizar la primera vertiente ética que forma parte de las principales críticas, incluida la del mismísimo presidente de los EEUU, Barack Obama, cuando dirigiéndose al sector financiero dijo aquello de:“If these folks want a fight, it’s a fight I’m ready to have”, o sea que si querían pelea allí estaba él.

Las sociedades tienen que tener suficientes garantías de si hay gente que 'mete la mano' tiene que ser juzgada. Decir esto, que es muy básico, significa en EEUel atender el desarrollo de una legislación que pretende poner determinados cauces y límites a determinadas prácticas del sector bancario; lo que planteará efectivamente respuestas desde Wall Street. Si se quiere, desde la perspectiva de la gente de a pie, 'los bancos son un mal necesario, pero que no se pasen mucho'. Esta idea puede valer de plataforma a los creadores del plan de Comunicación requerido, siempre que se ilustre previamente algún tipo de signo verdadero de reforma, limpieza o expliación de culpas. La coyuntura de un presunto repunte de la economía es apropiada pues las penas con pan son menos penas, y la gente tiende a olvidarse de los errores cuando empieza a haber dinero en los bolsillos.

Dicho lo dicho hasta ahora, especialmente para una sociedad tan acostumbrada a campañas de imagen por doquier como la americana, poner en marcha una concreta para ayudar a mejorar la percepción de los bancos y aseguradoras es algo lógico y aconsejable en un momento dado. Que se haga basándose en el social media, pues no sería más que un apartado de una planificación más global e interdisciplinar. En este punto me pregunto cómo se plantearía en España un hecho parecido, es decir ¿cómo se tendría que trabajar desde el punto de la Comunicación? Buena cuestión, ¿no?

Sigo creyendo en la relevancia de los blogs corporativos y su futuro

Parece que de un tiempo a esta parte, la trascendencia en general de los blogs y en particular de los blogs corporativos, está decayendo. Puede ser si lo analizamos básicamente desde el punto de vista de la atención, la importante economía de la atención, pues al igual que los lectores tienen que estar pendientes de las distintas plataformas de la web social, los productores de contenidos se tienen que diversificar y no pueden echar toda la carne en el asador y escribir únicamente en el blog.

Desde el punto de vista de la empresa, los blogs representan una plataforma muy estable desde la que construir un discurso que lo liga al mercado y a la sociedad. Es su manera permanente de aportar valor. Es un medio de comunicación que, con más reposo, vale para promover reputación, explicándola de una forma abierta.

Sé que muchos blogs corporativos no han funcionado, o no están funcionando porque sencillamente se usan como si fueran una plataforma descarada de publicidad para hablar de 'mis' productos, de 'mi' marca, de 'mi' CEO…, sin aportar valor, con lo que se separan de la filosofía y modus operandi del blog y siguen abrazando el más rancio estilo de las acciones tradicionales de Comunicación Relaciones Públicas ( revistas de empresa, newsletter…).

En el blog de Technorati he leido con interés cinco consejos para apostar y mejorar los blogs corporativos. A saber:

  1. asumir que es un trabajo duro que requiere atención y presencia habitual con contenidos interesantes.
  2. crear una pequeña estructura de redacción con un editor jefe que controle los temas a publicar.
  3. cuidar no pasarse de contenidos publicitarios. Es más importante que los lectores regresen al blog y no que huyan porque entiendan que es publicidad.
  4. no se debe considerar al blog como un esfuerzo extra, del que prescindimos si hay que hacer un informe coporativo. ¿Cuál sale mejor parado en la búsqueda en internet?
  5. hacer promoción del blog. Transmitir que es la ventana a través de la que la empresa informa al mundo.

Fundamentalmente, considero que son las empresas tecnológicas las que mejor lo entienden. Y quizás la idea de que los blogs corporativos siguen siendo todavía importantes, se vislumbra con el hecho de que Microsoft en España, por ejemplo, no hace mucho tiempo haya abierto el suyo. Entiendo, como conclusión, que las empresas irán poco a poco madurando sobre el tema y adquiriendo al mismo tiempo destreza y conocimiento suficiente que harán del blog corporativo una herramienta relevante y con futuro.

Claves del ascenso de la figura de Brian Solis

Briansolis

Desde hace un par de años hasta la fecha, he seguido con cierta asiduidad a Brian Solis. Primero en su blog PR 2.0, que ya desapareció y actualmente en el que ubica claramente su marca personal con su nombre. He aprendido en el libro Conectados de Nicholas A.Christakis y James H.Fowler que las redes, tanto en la vida real como en la online, conectan a personas o ideas que guardan similitudes en los aspectos que sean. Y efectivamente, con evidentes enfoques particulares que no vienen al cuento, sí participo de una serie de lineas esenciales de pensamiento con este autor radicado en San Francisco.

  1. En primer lugar, Solis relaciona cosas que para mi son fundamentales en este tiempo que nos toca vivir: las nuevas herramientas de comunicación con la gestión de las empresas y la subsiguiente influencia en la economía vista desde una perspectiva de mercado.
  2. Derivado de lo primero, señalo también la  relevancia que las ‘grandes empresas’ de la comunicación (Facebook, Twitter, Google) están adquiriendo en nuestra sociedad, que en buena medida sustituyen al protagonismo que exclusiva tenían los medios tradicionales.
  3. Brian Solis incide continuamente en la importancia de la participación en los nuevos procesos de la comunicación y su claro reflejo en el funcionamiento del mercado y los posicionamientos de las marcas en ellos.
  4. Las personas a través de las nuevas herramientas son parte muy influyente en este esquema. Por eso, y aunque pareciera paradójico, se detecta una humanización de la dinámica generada en los entornos de mercado. El poder de las personas y del diálogo se hace patente y este blogger lo destaca reiteradamente.
  5. Me produce una gran satisfacción el modo tan contundentemente cargado de razón como Solis realza el valor de la Comunicación Relaciones Públicas, otorgándole un papel realista, pero importante, en lo relativo a su influencia en el actual status quo.
  6. En ese sentido es muy de agradecer su tendencia a avalar sus ideas con datos y estadísticas, lo cual particularmente me genera una suerte de envidia por no poder contar con todas esas referencias ajustadas a mi realidad más cercana.
  7. Señalo por último, la perspectiva de Solis a la hora de entender que las cosas no son estáticas y que, a pesar de los pesares, nos encontramos en una evolución lógica de un escenario sobrepasado por las nuevas tecnologías, pero que todavía no ha sido sustituido completamente, por lo que se mezclan continuamente los viejos con los nuevos usos.

Me gustaría terminar este post de elogios hacia la figura de Brian Solis con una previsión. Creo que este autor va a seguir creciendo en influencia y será una referencia más destacada en los próximos años.