Los directivos creen que Facebook es la mejor herramienta de colaboración para las empresas

Facebook
Imagen de Zuckerberg cuando anunció, junto a parte de su equipo, la salida a bolsa de Facebook.

 

Si uno lo piensa bien, tiene todo el sentido del mundo que para muchas empresas sea Facebook la mejor plataforma de colaboración, como se concluye en esta encuesta a directivos en diferentes países, entre ellos España. Personalmente tiene sentido efectivamente en tanto en cuanto hablamos de la herramienta de social media más extendida actualmente.

Sin embargo, habría que hacer distinciones y concretar un poco mejor, pues podríamos equivocar el tiro. En primer lugar, deberíamos definir qué se entiende por colaboración; es decir si es un ámbito interno de la gestión de la empresa, o externo, o ambos. Y en segundo lugar, sería igualmente conveniente atribuir valores a la plataforma Facebook, para comprobar si entre ellos se encuentra el valor de la colaboración.

Normalmente los escenarios de la colaboración que autores como Jacob Morgan fijan en cuatro: inicio, potenciación, integración, e ideación y buenas prácticas, que se desarrollan principalmente de puertas adentro de las organizaciones y Facebook evidentemente no es una herramienta pensada para adaptarse hacia el interior.

Puede ser posible que los directivos que consideran el invento de Zuckerberg como la mejor plataforma de colaboración, se hayan dejado influir desde la perspectiva del marketing, en la idea de que son las personas las que ayudan a crecer las marcas en los entornos participativos. Y no sería una práctica erronea, lo que pasa es que ese punto de vista reduciría bastante las potencilidades que tiene la colaboración.

La colaboración representa un estilo diferente de gestionar las empresas que incluye todas las áreas, y no solo la de la marca. Este nuevo enfoque se impulsa desde la tecnología social, si bien no tendría éxito de no ser potenciado por el liderazgo de la cúpula directiva y la tendencia de los empleados a manejarse con los canales del social media.

Parece más adecuado, antes que asumir el uso colaborativo de Facebook, utilizar herramientas hechas ad hoc para el desarrollo de la colaboración. En España podemos destacar Zyncro, empresa catalana con proyección internacional. Luego son reseñables también Yammer o las distintas herramientas del social business que pone en circulación IBM.

El social business, un mercado con más de 100.000 millones de dólares

Se afirma una y mil veces que en el terreno del social media, si existe un problema, y serio, tiene que ver con la dificultad de dar resultados o datos que permitan reducir el grado de incertidumbre que se le plantea a las empresas a la hora de utilizar estas herramientas. Para contrarrestar esta sensación, me ha parecido de lo más oportuno titular este post con el dato de los más de 100.000 millones de dólares que valdría el mercado emergente del social business.

Tal dato lo he descubierto en este interesante post de Enterprise web 2.0, en el que se aportan otra serie de detalles muy interesantes respecto a la evolución del social business.

  • Efectivamente, la primera cuestión que merece la pena considerar es el montante económico, la cantidad ya citada, que a los efectos es el negocio que podrían conseguir aquellas empresas que serían las que ayudarían a otras a implementar las herramientas de colaboración propias del social business.
  • Otro apunte. Las empresas que contraten este tipo de servicios van a pretender siempre dos cosas básicas: solucionar problemas y mejorar los resultados del negocio gracias a las herramientas colaborativas. No vale con que las compañías adopten nuevas plataformas por el simple hecho de que está de moda, o por seguir algunas ideas de la 'filosofía 2.0'.
  • Las empresas tradicionales tienen que ver un asunto claro antes de dar cualquier paso: no pueden estar de espaldas a la evolución que las personas están teniendo en el mercado y la sociedad, pues nunca a lo largo de la historia desde que las empresas se conformaron han hecho negocio sin adaptarse a la evolución de su entorno. Puro Marketing si se me apura.
  • Las tecnologías propias de la era de la web social tienen características que se asemejan más a las propias del funcionamiento de las personas, por lo que representan una mejor respuesta para las organizaciones que son mucho más complejas y variadas que lo que representan los organigramas.
  • La marcha de los acontecimientos es tal que, o la empresa acomete el efecto disruptivo que supone la utilización de las herramientas colaborativas, o será el mercado el que se encargue de hacerlo con los años y quizás con algunas penalizaciones. Desde una perspectiva competitiva, resulta del todo recomendable si se quiere, llevar a cabo los cambios necesarios porque pueden ayudarte a mejorar tu posicionamiento frente a tu competidor.

La moraleja de todo esto podría ser: ya hay demasiadas evidencias como para ser renuentes al fenómeno de la aplicación de las herramientas de colaboración en las empresas. Nada más.
 

Web social, movilidad, colaboración y cloud computing, las 4 bases de cualquier negocio futuro

Si yo tuviera que montar una empresa, sea del sector que fuera, tendría en cuenta cuatro aspectos fundamentales para el corto, pero especialmente para el medio y largo plazo, en la idea de que las compañías ( sean grandes o pequeñas) tienen que plantearse el desarrollo del negocio basado en la utilización de internet como base.

  1. Web social: como la forma de establecer todos los vínculos necesarios con mi entorno, tanto de clientes como de proveedores, competencia, innovación…
  2. Tecnología móvil: cada día más y más, la conexión de los centros de negocio con los dispositivos móviles será de mayor trascendencia en un doble sentido: para la coordinación interna de miembros de una organización y para lo obtención de información de lo que la gente quiere o no quiere ajustada a lugares (fenómeno de la geolocalización).
  3. Plataformas de colaboración: los lugares en los que fluye el conocimiento, de la organización hacia dentro y desde afuera hacia la organización, es decir todo lo que tiene que ver con el fenómeno Wikinomics.
  4. Cloud computing: que se está confirmando como la fórmula más eficiente en lo que a la utilización de los programas y aplicaciones informáticas se refiere.

Recomiendo este trabajo de Forrester. Y en el ámbito de la geolocalización, el trabajo de esta empresa británica, Geomatics.