El blog representa el poder del prescriptor y las redes sociales el de la comunidad

Otra_de_muecotes

He llegado yo solito a esta conclusión, que no sé si será muy compartida, pero es que me parece evidente. El blog es el vehículo de comunicación de una persona en la mayoría de los casos, y aunque lo fuera de empresas o colectivos, representa el poder del prescriptor de forma individualizada, mientras que por su lado, la fortaleza de las redes sociales está en la capacidad de generar movimientos de gente que pueden ser consideradas comunidades según las circunstancias.

 

La incidencia de un blog se concreta en el momento en el que es seguido por mucha gente ( o por no tantas) y sus informaciones u opiniones son muy tenidas en cuenta. La presencia influyente a través de las otras plataformas, denominadas redes sociales, tiene sentido en el momento en el que viralmente una determinada opinión empieza a crecer y tiene una serie de consecuencias.

 

Parece claro que estas dos perspectivas no aparecen separadas sin vínculo posible. Eso no existe en internet. De hecho, lo que se da es justamente es la relación entre plataformas a través de los enlaces. Quizás, a pesar de los pocos años que llevamos aún en internet, lo que sí podemos entender es que se están en cierta medida deslindando los campos, algo que en buena medida me satisface pues los blogs no solo no han muerto, como ya se ha sentenciado en más de una ocasión, sino que cada vez si caben tienen más sentido.

 

Por otra parte, la contundencia del poder expresado por la gente se evidencia con más rotundidad, y sin duda alguna, a través de las redes sociales. De ahí su poder de convocatoria que se ha podido comprobar en movimientos como el 15-M  o las revueltas democráticas en distintos países árabes.

 

Bienvenido el blog de la Revista Comunicas

Revista_comunicas1

Hace unos años, no muchos, la aparición de un blog era recibida con parabienes en una ceremonia cordial que, con el tiempo y la explosión de las redes sociales, microblogging, etc, etc (me parece a mi) se ha ido perdiendo. A mi esa ceremonia me gustaba, así que la aparición del blog de la revista Comunicas del Grupo BPMO, me ha permitido reeditarla.

Son pocos los posts publicados hasta ahora, por lo que está recién nacido este blog. De un lado, me parece interesante que salgan en forma de bitácora los contenidos que suele brindarnos la gente de Comunicas?. Están bien elegidos, son actuales, abren nuevas vías para la reflexión y la acción y, desde la perspectiva de lo que es el papel, la revista está muy bien maquetada. A mí así me lo parece al menos.

De otra parte, me agrada que adopten (entiendo) la forma de blog corporativo en BPMO, pues desde mi punto de vista, contar con esta plataforma resulta de lo más adecuado para fijar posicionamientos empresariales. De esa forma, las compañías van más allá del negocio y tienden puentes con su entorno en un sentido mucho más amplio que el tradicional. Así, las compañías dan pasos firmes en lo que representa el desarrollo de la actividad económica sobre la base de la economía de la participación.

En definitiva, que doy la bienvenida al blog de Comunicas, que es una plataforma de conocimiento que habrá que seguir y a la que le deseo una larga vida digital.

Tenemos blogs para rato. Crece el número de blogs corporativos

Yo soy de los de la opinión de que tenemos blogs para rato, pues mientras no se demuestre lo contrario, representan la mejor forma para que una empresa u otro tipo de organización mantenga un contacto directo y permanente con su entorno. En un informe realizado recientemente por la compañía eMarketer, el 34% de las empresas de los EEUU tiene un blog con la finalidad de ser una herramienta de Marketing; y este porcentaje en el 2012 crecerá hasta el 43%.

Diagrama_crecimiento_blogs

 

Dada la posibilidad de  los blogs permiten una mayor profusión en cuanto a contenidos, estos soportes significan un vínculo de conexión muy potente con el mercado y la sociedad. Además representan una manera normalizada de mantener una relación basada en el conocimiento, lo cual disminuye la sensación de ‘interés exclusivamente para vender’. El diálogo entre empresa y clientes acerca a ambos lados y eso hace madurar a las compañías que, gracias a los blogs, mantienen una conversación permanente. Ese diálogo antes era puntual o inexistente. A pesar de que los blogs tienen un camino por recorrer en nuestro mundo occidental, lo que sí se está claro es que no son un medio único. Forman parte de un mix con otras plataformas como Facebook o Twitter fundamentalmente.

Por último, me gustaría dejar la referencia de uno de los últimos estudios de Forrester Research, según el cual las empresas van a ser en adelante las que más contenidos van a crear cuando, el número de personas que hacen lo propio a título personal ha disminuido debido al traspaso de gente que antes solo tenía presencia en blogs y que ahora la comparte en otras plataformas.

La gestión de las relaciones influye cada vez más en la competencia entre empresas

Pienso que progresivamente está dándose un ámbito de competencia entre las empresas que era inédito hasta que ha llegado y se ha establecido la web social. Me refiero al entramado de relaciones que sostiene a un negocio que es siempre objeto de comparación con la competencia. Hasta la fecha, las empresas competían por producto, precio, cuota de mercado, número de clientes, facturación, beneficios…, pero nunca por el nivel de relaciones y la calidad de las mismas. Eso está cambiando.

Creo que un ejemplo muy interesante que ocurre ahora ( y del que no sabemos obviamente en qué va a terminar) es el de Facebook, una empresa de éxito a la que se le está rebelando la comunidad. ¿Podrá la red sociala de Mark Zuckerberg gestionar adecuadamente el posicionamiento de algunos lideres relevantes de la blogosfera contra su política de privacidad? Es cuestión de tiempo, de años seguramente. En paralelo podríamos ver la forma en la que Apple, que hoy lunes comienza su congreso de desarrolladores, enfoca su peculiar manera de tratar a su comunidad, que está siempre atenta a las novedades a pesar de una escasisima política de Comunicación. La empresa de Steve Jobs sorprende con sus innovaciones, y ahí tiene un papel de claro liderazgo, dejando todo lo demás en un segundo plano.
 
El objetivo es que las empresas tienen que pelear por tener unas relaciones adecuadas con su comunidad y ser capaces de encajarlas bien y desarrollarlas. En la medida que una compañía lleve mejor este capítulo que otra de la competencia, sin duda le será favorable para sus intereses. Progresivamente este nuevo marco de competitividad nos permitirá conocer, al igual que las facturaciones, los beneficios…, pues también las capacidades de gestión con los entornos relacionales.

El gran quid de esta cuestión es la transparencia. La web social ha colocado el diálogo a la vista de todo el mundo, un diálogo que podría equipararse al que escasamente se da puertas adentro de las compañías a través de los servicios de postventa, las hojas de reclamaciones, buzón de sugerencias etc. La diferencia ahora es que las empresas pueden ser valoradas continuamente y desde múltiples sitios, lo que hace que el protagonismo de las relaciones con  los clientes sea mayor.

La perspectiva tradicional de las empresas consiste en tener en cuenta a sus clientes a través de los servicios citados ( postventa, buzón de sugerencias…) a lo que habría que añadir los estudios de mercado a través de encuestas. Estas herramientas son de otras épocas, lo cual no quiere decir que vayan a desaparecer, al menos inmediatamente. Ahora bien, lo que sí puede ocurrir es, al progresivamente tener las empresas cada vez un mayor caudal de información constante desde múltiples plataformas en las que se indican claramente qué es lo que están diciendo los clientes, que todos los demás métodos sean bastante prescindibles.

Será de otro lado determinante la manera en la que las compañías sepan liderar su entorno de relaciones. En este sentido es muy importante el tono, la empatía, la rapidez en la respuesta, la validez de la misma… Los beneficios que se obtienen de la gestión de la estructura relacional de la empresa son la confianza y la buena o mala reputación, obtenidas de forma directa con los clientes. Obviamente ( y esto es algo que no podemos olvidar jamás) la clave  de cualquier empresa será siempre lo bien o mal que efectúe su trabajo, o sean sus productos o servicios… Lo que ocurre es que no se podrá dejar de lado la relación con sus públicos pues sería una acción que favorecería progresivamente a la competencia.

Sigo creyendo en la relevancia de los blogs corporativos y su futuro

Parece que de un tiempo a esta parte, la trascendencia en general de los blogs y en particular de los blogs corporativos, está decayendo. Puede ser si lo analizamos básicamente desde el punto de vista de la atención, la importante economía de la atención, pues al igual que los lectores tienen que estar pendientes de las distintas plataformas de la web social, los productores de contenidos se tienen que diversificar y no pueden echar toda la carne en el asador y escribir únicamente en el blog.

Desde el punto de vista de la empresa, los blogs representan una plataforma muy estable desde la que construir un discurso que lo liga al mercado y a la sociedad. Es su manera permanente de aportar valor. Es un medio de comunicación que, con más reposo, vale para promover reputación, explicándola de una forma abierta.

Sé que muchos blogs corporativos no han funcionado, o no están funcionando porque sencillamente se usan como si fueran una plataforma descarada de publicidad para hablar de 'mis' productos, de 'mi' marca, de 'mi' CEO…, sin aportar valor, con lo que se separan de la filosofía y modus operandi del blog y siguen abrazando el más rancio estilo de las acciones tradicionales de Comunicación Relaciones Públicas ( revistas de empresa, newsletter…).

En el blog de Technorati he leido con interés cinco consejos para apostar y mejorar los blogs corporativos. A saber:

  1. asumir que es un trabajo duro que requiere atención y presencia habitual con contenidos interesantes.
  2. crear una pequeña estructura de redacción con un editor jefe que controle los temas a publicar.
  3. cuidar no pasarse de contenidos publicitarios. Es más importante que los lectores regresen al blog y no que huyan porque entiendan que es publicidad.
  4. no se debe considerar al blog como un esfuerzo extra, del que prescindimos si hay que hacer un informe coporativo. ¿Cuál sale mejor parado en la búsqueda en internet?
  5. hacer promoción del blog. Transmitir que es la ventana a través de la que la empresa informa al mundo.

Fundamentalmente, considero que son las empresas tecnológicas las que mejor lo entienden. Y quizás la idea de que los blogs corporativos siguen siendo todavía importantes, se vislumbra con el hecho de que Microsoft en España, por ejemplo, no hace mucho tiempo haya abierto el suyo. Entiendo, como conclusión, que las empresas irán poco a poco madurando sobre el tema y adquiriendo al mismo tiempo destreza y conocimiento suficiente que harán del blog corporativo una herramienta relevante y con futuro.

Tengo que escribir un post. Una reflexión de por qué se escribe en blogs

En el blog de Clementine veo esta tira llamativa. Se entiende fácil, pero podríamos traducirlo así:

Personaje A: No has escrito nada en tu blog, según veo en tu cuenta. ¿Qué pasa contigo?

Personaje B:_ Escribir posts es una pérdida de tiempo. Los únicos que se benefician de tus trabajos son los dueños de las webs. Ganan dinero por contenidos que tú escribes.

A: ¿Entoces por qué miles de personas siguen escribiendo posts?

B:Es la necesidad natural de intercambiar cosas. Es una necesidad que se formó después de miles de años. Antes se hacía para buscar comida o un refugio y ahora esa necesidad propia del ser humano es lo que hace que los forums online sean muy activos.

C:Interesante planteamiento. Tengo que escribirlo!!

La contradicción del ego en el mundo 2.0

Ego

Personalmente, me interesa mucho todo lo que tiene que ver con el funcionamiento de la mente. Por eso me ha gustado uno de los últimos posts de Berto sobre la concentración en Think Wasabi. Y dentro del mundo de la mente, hay un apartado que me impacta más aún. Sí, efectivamente, me refiero al ego. Si hacemos uso del fácil recurso del Diccionario de la Real Academia, del ego se pueden leer estas dos acepciones:

1. m. Psicol. En el psicoanálisis de Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superyó y la realidad del mundo exterior.

2. m. coloq. Exceso de autoestima.

Yo, que ni de lejos se del asunto, simplemente señalo aquí algo que me suena a contradicción en grado notable si nos fijamos en el mundo 2.0. Por un lado, es bastante patente que hay a quien ( se dice al menos) se le sube el ego ( que podría entenderse como exceso de autoestima y todos los excesos se dicen malos) cuando empieza a ser famoso en la blogosfera.

Por otra parte, que yo sepa, la internet participativa pasa por echar al suelo muchos individualismos para efectivamente trabajar de forma conjunta, en un plano de mayor horizontalidad, etc, etc. Y para eso el ego, chungo.

Desde luego que no me es fácil sacar una conclusión, tan necesaria en cualquier post que se precie, pues por un lado, me parece humano eso de que a uno se le suba el pavo con el famoseo que se pueda alcanzar en la red ( ya que no se cobra mucho…), si bien procuro personalmente no entrar en ese juego. Por otro lado, soy consciente de que los trabajos participativos no son tan buenos hasta el punto de anular las personalidades individuales, si no que se lo digan a la extinta URSS ( si es que recibe audiencia todavía).

En resumidas cuentas, y muy brevemente, el ego es arma de doble filo, fuel de estreses varios, aglutinador de adrenalina, perseguidor de comidas o gadgets de regalo; y motor indirecto de grandes obras, pero también de otras horrorosas… Todo un personaje, ¿no te parece?

El poder del blogger: las correlaciones de fuerza están cambiando en este mundo

En la literatura que se ha ido acumulando con el paso de los meses y meses respecto al poder del blog, a uno siempre le ha asaltado una cierta duda de si esto era realmente así o no era para tanto. Sin que dejen de tener su importancia, pues han sido referencias importantes,  casos como los de Kryptonite, Ikea, Dell, etc, etc, de alguna manera se han convertido en los hitos del ‘poder del blog’.

 

Esta breve reflexión me surge cuando leo en un blog yanqui los siguiente: do bloggers create today´s american dream with social media?, algo así: ¿son los bloggers los que crean el sueño americano de hoy con los social media? A mi esta cuestión, quizás porque soy español y europeo, me sobrepasa, aunque respeto el planteamiento que es típicamente americano.

 

Lo que sí me pregunto es si los blogs efectivamente son la base del quinto poder como en alguna ocasión he escrito. Y para mi esa visión tiene mucho más interés, dado que una perspectiva en la que los usuarios de los social media tienen poder de verdad a través de la comunicación digital más allá del boca a boca tan antiguo como la humanidad. El verdadero poder lo otorga, por consecuencia, la opción de tener un altavoz por el que expresarse y ser seguido. Eso es lo verdaderamente interesante.

 

 Y eso es de lo que las empresas tienen que aprender. Su tarea es indagar en esa capacidad creciente del ciudadano para difundir sus opiniones que, en muchos casos, tienen que ver con las compañías. No es por lo tanto una cuestión de ‘sueño americano’ sino de asunción de que las correlaciones de fuerza están cambiando en este mundo.

¿Existen dos maneras de ganarse la vida con el blog?

Jeremiah Owyang, desde Silicon Valley, dice que existen dos formas de ganarse la vida con el blog:

  1. A través de la publicidad que paga por el tráfico que logra reunir un determinado autor/es de blog.
  2. Mediante los trabajos añadidos que pueden surgir ( dar conferencias, asesorar, escribir libros…) una vez el blog y el blogger gocen de una considerable reputación.

Evidentemente, estas opciones como otras que empiezan a regularse legalmente en EEUU, (como el pago por posts patrocinados según afirma The New York Times) son efectivamente más comunes en este país. En el caso de de España, que es el mío, probablemente tengan visos de realidad las dos posibilidades que apunta Owyang, pero no están realmente extendidas. O eso me parece a mi.

Particularmente, la alternativa que creo más común en estos pagos es la segunda. Pienso que es más o menos fácil adquirir una cierta reputación escribiendo en blogs, lo que facilita la promoción de la marca personal del blogger que suele servir para abrir puertas a través de las que pueden plantearse algunas probabilidades de negocio. No pienso, no obstante, que ésta sea una forma suficiente como para vivir del blog, pues creo hay que sumar más ingresos.