Si una empresa quiere dejar huella necesita un blog

Es recurrente que cada equis tiempo vuelva a suscitarse el debate de si tiene sentido el blog o no, aunque los datos nos demuestren que, incluso en el mundo corporativo que fue el más remiso a involucrarse, cada vez hay más. La principal razón por la que a una empresa le interesa tener un blog es porque deja huella, huella digital. Como bien se encarga en explicar Debbie Weil, nos encontramos ante la mejor fórmula hoy en día para fijar la presencia de la marca y el conocimiento de una empresa, así como para establecerse como una plataforma permanente en la que mantener contacto con una comunidad.

Esta estabilidad le otorga una ventaja respecto a los otros medios de la web social, más exitosos en estos momentos en cuanto a seguimiento. Pero el juego no se trata, está más que claro, en elegir una ( la que sea) en contra de las otras herramientas con las que las personas se comunican en la web actualmente. Cada cual tiene su valor y su uso específico. En ese sentido, Twitter es inmediatez y capacidad de coordinación y Faceboock la recreación de un pequeño universo digital para personas u organizaciones en el que se desarrollan las relaciones.

La mejor fórmula para tener la presencia adecuada en internet es a través de la multiplataforma, esto es, tener presencia digital en los sitios más importantes y con más tráfico o influencia. No hay duda. El blog en este tipo de práctica, bajo mi punto de vista, aporta el valor de la presencia que prioriza los buscadores a través de los permalinks, lo cual es una ventaja frente a la volatilidad de los otros contenidos. Representa además la manera proactiva de trasladar al entorno de qué va mi empresa, que aporta… En definitiva, aportando detalles de su actividad a sus clientes o potenciales clientes.

Un niño de 8 años obliga a Boeing a que empiece a tuitear

Boeing_dibujo_nio

El caso lo ha contado recientemente The New York Times. En efecto un niño de ocho años, acostumbrado a viajar en avión con su padre por medio mundo, se animó por iniciativa propia (dice la crónica) a proponerle a la compañía Boeing, obviamente con el auxilio de su progenitor, una iniciativa sobre supuestas mejoras en los aviones que, claro está, tenían la trascendencia de la que la imaginación de un niño de esa edad es capaz.

La compañía respondió al chiquillo con un sobrio a la vez que desagradable: "no atendemos ideas no solicitadas". Y bueno, el padre de la criatura movió el asunto en su propio blog y de ahí salieron unos cuantos mensajes en Twitter y la polémica ya quedó servida. El asunto llegó hasta la compañía de construcción aeronáutica que había abierto su cuenta en Twitter solo dos semanas antes de que ocurriera el percance. Con extrañeza y sin pericia alguna sobre el tema, los gestores de esta cuenta en Boeing comprendieron enseguida que había que cambiar el tono de la primera respuesta, reconociendo su error inicial y asumiendo que considerarían la iniciativa del chaval, al que le prometieron que su idea llegaría al museo de la compañía.

Sigo creyendo en la relevancia de los blogs corporativos y su futuro

Parece que de un tiempo a esta parte, la trascendencia en general de los blogs y en particular de los blogs corporativos, está decayendo. Puede ser si lo analizamos básicamente desde el punto de vista de la atención, la importante economía de la atención, pues al igual que los lectores tienen que estar pendientes de las distintas plataformas de la web social, los productores de contenidos se tienen que diversificar y no pueden echar toda la carne en el asador y escribir únicamente en el blog.

Desde el punto de vista de la empresa, los blogs representan una plataforma muy estable desde la que construir un discurso que lo liga al mercado y a la sociedad. Es su manera permanente de aportar valor. Es un medio de comunicación que, con más reposo, vale para promover reputación, explicándola de una forma abierta.

Sé que muchos blogs corporativos no han funcionado, o no están funcionando porque sencillamente se usan como si fueran una plataforma descarada de publicidad para hablar de 'mis' productos, de 'mi' marca, de 'mi' CEO…, sin aportar valor, con lo que se separan de la filosofía y modus operandi del blog y siguen abrazando el más rancio estilo de las acciones tradicionales de Comunicación Relaciones Públicas ( revistas de empresa, newsletter…).

En el blog de Technorati he leido con interés cinco consejos para apostar y mejorar los blogs corporativos. A saber:

  1. asumir que es un trabajo duro que requiere atención y presencia habitual con contenidos interesantes.
  2. crear una pequeña estructura de redacción con un editor jefe que controle los temas a publicar.
  3. cuidar no pasarse de contenidos publicitarios. Es más importante que los lectores regresen al blog y no que huyan porque entiendan que es publicidad.
  4. no se debe considerar al blog como un esfuerzo extra, del que prescindimos si hay que hacer un informe coporativo. ¿Cuál sale mejor parado en la búsqueda en internet?
  5. hacer promoción del blog. Transmitir que es la ventana a través de la que la empresa informa al mundo.

Fundamentalmente, considero que son las empresas tecnológicas las que mejor lo entienden. Y quizás la idea de que los blogs corporativos siguen siendo todavía importantes, se vislumbra con el hecho de que Microsoft en España, por ejemplo, no hace mucho tiempo haya abierto el suyo. Entiendo, como conclusión, que las empresas irán poco a poco madurando sobre el tema y adquiriendo al mismo tiempo destreza y conocimiento suficiente que harán del blog corporativo una herramienta relevante y con futuro.

Tengo que escribir un post. Una reflexión de por qué se escribe en blogs

En el blog de Clementine veo esta tira llamativa. Se entiende fácil, pero podríamos traducirlo así:

Personaje A: No has escrito nada en tu blog, según veo en tu cuenta. ¿Qué pasa contigo?

Personaje B:_ Escribir posts es una pérdida de tiempo. Los únicos que se benefician de tus trabajos son los dueños de las webs. Ganan dinero por contenidos que tú escribes.

A: ¿Entoces por qué miles de personas siguen escribiendo posts?

B:Es la necesidad natural de intercambiar cosas. Es una necesidad que se formó después de miles de años. Antes se hacía para buscar comida o un refugio y ahora esa necesidad propia del ser humano es lo que hace que los forums online sean muy activos.

C:Interesante planteamiento. Tengo que escribirlo!!

Domino´s Pizza busca la opinión de bloggers para recomponer su imagen y sus cuentas,9 meses del ataque en You Tube

Dominos

En abril de este año, Domino´s Pizza, multinacional con varias tiendas en España, fue objeto de un vídeo en el que dos trabajadores de una franquicia de Carolina del Norte, sorprendían a propios y extraños haciendo alguna gorrinada en la comida. La cosa tuvo delito y en pocos días vieron este vídeo varios cientos de miles de personas.

Domino´s Pizza, en su día ( semanas después del lamentable vídeo), reaccionó con otro, que You Tube ha quitado a petición de la propia empresa. Con el paso de los meses, el USA Today publica el pasado 12 de este mes de diciembre una nota en la que afirma que la multinacional está dispuesta a cambiar radicalmente la composición de sus productos, para lo que ha prometido consultar a bloggers y otros comentaristas que criticaron a la compañía.

La información del citado periódico señala que las ventas de Domino´s Pizza cayeron un 6% en 2009. Parece obvio que razones hay para hacer un replanteamiento importante de la situación.  Visto lo visto, y desde la perspectiva de la Comunicación, me llaman la atención varias cosas de este asunto:

  • ¿por qué desapareció- a petición de la compañía- el vídeo en el que contrarrestaban el otro vídeo de sus dos trabajadores haciendo el guarro cuando, en términos de opinión pública, era algo que fácilmente sería rechazado por las personas razonables? A mi me hubiera gustado poner la respuesta de Domino´s y no la he encontrado.
  • ¿por qué han tardado tanto tiempo también ( nueve meses) en sacar su otra campaña de consulta a bloggers?
  • ¿hasta qué punto podría conectarse este episodio de comunicación de crisis con el traspiés de los resultados del año que se nos va?

 No sé si será posible, pero me gustaría saber la opinión de Domino´s Pizza. ¿Tienen en España gente de Comunicación? Estaría bien conocer su opinión.

Voy a empezar en los social media ¿qué empiezo por Twitter o por un blog?

Leyendo por aquí y por allá, como cada día, me ha asaltado una pregunta que no sé si alguien se atrevería a contestar. Imagina que eres una persona que acaba de decidir iniciarse en los social media. ¿Cómo lo harías, vía Twitter o vía blog, o poniendo tu perfil en Facebook? Entiendo que cada cual lo haría según la influencia que recibiera, pero imagínate que es tu caso.

El poder del blogger: las correlaciones de fuerza están cambiando en este mundo

En la literatura que se ha ido acumulando con el paso de los meses y meses respecto al poder del blog, a uno siempre le ha asaltado una cierta duda de si esto era realmente así o no era para tanto. Sin que dejen de tener su importancia, pues han sido referencias importantes,  casos como los de Kryptonite, Ikea, Dell, etc, etc, de alguna manera se han convertido en los hitos del ‘poder del blog’.

 

Esta breve reflexión me surge cuando leo en un blog yanqui los siguiente: do bloggers create today´s american dream with social media?, algo así: ¿son los bloggers los que crean el sueño americano de hoy con los social media? A mi esta cuestión, quizás porque soy español y europeo, me sobrepasa, aunque respeto el planteamiento que es típicamente americano.

 

Lo que sí me pregunto es si los blogs efectivamente son la base del quinto poder como en alguna ocasión he escrito. Y para mi esa visión tiene mucho más interés, dado que una perspectiva en la que los usuarios de los social media tienen poder de verdad a través de la comunicación digital más allá del boca a boca tan antiguo como la humanidad. El verdadero poder lo otorga, por consecuencia, la opción de tener un altavoz por el que expresarse y ser seguido. Eso es lo verdaderamente interesante.

 

 Y eso es de lo que las empresas tienen que aprender. Su tarea es indagar en esa capacidad creciente del ciudadano para difundir sus opiniones que, en muchos casos, tienen que ver con las compañías. No es por lo tanto una cuestión de ‘sueño americano’ sino de asunción de que las correlaciones de fuerza están cambiando en este mundo.

¿Qué es más clave un post interesante o un twitt oportuno? A vueltas con el lugar donde preferentemente habita la conversación…

A vueltas con el debate que arrancó Jesús Encinar respecto al hecho de que las conversaciones, iniciadas en el ámbito de los blogs y que caminan ahora por el mundo de las redes sociales y el nanoblogging, me planteo yo ahora la trascendencia que supone escribir algo interesante y publicarlo en un blog respecto a saber elegir un tema que lanzar muy brevemente en Twitter, por ejemplo.

La pregunta es: ¿qué es más importante escribir un buen post o lanzar una idea con un enlace que genere una cierta excitación en Twitter? Ya sé que la cuestión no puede ser planteada en términos de o esto o lo otro porque realmente ambas opciones no son excluyentes. Lo que sí me genera interés es el hecho de que lanzar el breve mensaje por Twitter puede llegar a ser más relevante que haber desarrollado esa misma idea de una manera más extensa en un blog.

En su día escribí en el blog de Evento Blog España que el microblogging era como la comida rápida y el blog como las viandas tradicionales de siempre. Y ya digo, no pretendo optar por uno u otro, especialmente cuando ambas son piezas de un mismo mecano que cobra sentido desde el momento en que lo verdaderamente importante es la conversación, aquí o allá.

¿Existen dos maneras de ganarse la vida con el blog?

Jeremiah Owyang, desde Silicon Valley, dice que existen dos formas de ganarse la vida con el blog:

  1. A través de la publicidad que paga por el tráfico que logra reunir un determinado autor/es de blog.
  2. Mediante los trabajos añadidos que pueden surgir ( dar conferencias, asesorar, escribir libros…) una vez el blog y el blogger gocen de una considerable reputación.

Evidentemente, estas opciones como otras que empiezan a regularse legalmente en EEUU, (como el pago por posts patrocinados según afirma The New York Times) son efectivamente más comunes en este país. En el caso de de España, que es el mío, probablemente tengan visos de realidad las dos posibilidades que apunta Owyang, pero no están realmente extendidas. O eso me parece a mi.

Particularmente, la alternativa que creo más común en estos pagos es la segunda. Pienso que es más o menos fácil adquirir una cierta reputación escribiendo en blogs, lo que facilita la promoción de la marca personal del blogger que suele servir para abrir puertas a través de las que pueden plantearse algunas probabilidades de negocio. No pienso, no obstante, que ésta sea una forma suficiente como para vivir del blog, pues creo hay que sumar más ingresos.