Los tres tipos de post que una empresa debe tener en cuenta para su blog corporativo

Para cualquier blog corporativo de una empresa, existen tres posibles tipos de post que, más bien, representan tres líneas generales temáticas sobre las que escribir.

Filosofía y política de empresa: de este apartado hablaríamos de aquellos asuntos relativos a la política de empresa. A saber, sobre todo aquello que represente el posicionamiento de la compañía y su cultura corporativa. Sería pues hablar o referirse a cuestiones como la historia, la conformación accionarial o societaria, su apuesta por la responsabilidad social corporativa, el liderazgo…

Valor añadido: en este apartado los post se refieren a aquellos asuntos relacionados con  la actividad de la empresa que pueden valer para contextualizar y aportar conocimiento. Me refiero a explicaciones relacionadas con el negocio que, aunque no entronquen directamente con él, sí sirvan para orientar al lector o posible cliente. Por ejemplo: consejos para ahorrar energía, cómo hacer una compra inteligente, cómo hacer para elegir entre una oferta amplia de productos…

Venta: los blogs son también canales de venta para las empresas. Por eso hay que hablar también de nuestros productos, nuestras novedades, nuestras ofertas, etc. Obviamente alejándonos de un lenguaje publicitario que puede ser entendido como spam. En general, un blog corporativo tiene que ser útil para quienes lo visiten. No se puede poner como objetivo vender y vender, porque no se aceptará como tal ya que, además, existen otros canales de venta más adecuados y útiles tanto para la empresa como para el cliente.

Sigo creyendo en la relevancia de los blogs corporativos y su futuro

Parece que de un tiempo a esta parte, la trascendencia en general de los blogs y en particular de los blogs corporativos, está decayendo. Puede ser si lo analizamos básicamente desde el punto de vista de la atención, la importante economía de la atención, pues al igual que los lectores tienen que estar pendientes de las distintas plataformas de la web social, los productores de contenidos se tienen que diversificar y no pueden echar toda la carne en el asador y escribir únicamente en el blog.

Desde el punto de vista de la empresa, los blogs representan una plataforma muy estable desde la que construir un discurso que lo liga al mercado y a la sociedad. Es su manera permanente de aportar valor. Es un medio de comunicación que, con más reposo, vale para promover reputación, explicándola de una forma abierta.

Sé que muchos blogs corporativos no han funcionado, o no están funcionando porque sencillamente se usan como si fueran una plataforma descarada de publicidad para hablar de 'mis' productos, de 'mi' marca, de 'mi' CEO…, sin aportar valor, con lo que se separan de la filosofía y modus operandi del blog y siguen abrazando el más rancio estilo de las acciones tradicionales de Comunicación Relaciones Públicas ( revistas de empresa, newsletter…).

En el blog de Technorati he leido con interés cinco consejos para apostar y mejorar los blogs corporativos. A saber:

  1. asumir que es un trabajo duro que requiere atención y presencia habitual con contenidos interesantes.
  2. crear una pequeña estructura de redacción con un editor jefe que controle los temas a publicar.
  3. cuidar no pasarse de contenidos publicitarios. Es más importante que los lectores regresen al blog y no que huyan porque entiendan que es publicidad.
  4. no se debe considerar al blog como un esfuerzo extra, del que prescindimos si hay que hacer un informe coporativo. ¿Cuál sale mejor parado en la búsqueda en internet?
  5. hacer promoción del blog. Transmitir que es la ventana a través de la que la empresa informa al mundo.

Fundamentalmente, considero que son las empresas tecnológicas las que mejor lo entienden. Y quizás la idea de que los blogs corporativos siguen siendo todavía importantes, se vislumbra con el hecho de que Microsoft en España, por ejemplo, no hace mucho tiempo haya abierto el suyo. Entiendo, como conclusión, que las empresas irán poco a poco madurando sobre el tema y adquiriendo al mismo tiempo destreza y conocimiento suficiente que harán del blog corporativo una herramienta relevante y con futuro.