Social Media: un caso siempre abierto o un escenario basado en prueba y error

Uno que ya lleva más de un lustro ligado a este fenómeno de la internet de la participación, fenómeno que ha pasado por diferentes fases y ha adquirido diferentes nombres, tiene la sensación ( no sé si compartida) de que en lo que ahora denominados social media, nos encontramos ante un producto no cerrado. Y cuando digo no cerrado me refiero a dos cosas realmente gordas:

  • que todavía no tenemos un histórico suficiente como para conocer utilizaciones y resultados estructurales contrastados en entornos como las empresas y en términos de rentabilidad.
  • que la medición de los datos es realmente compleja, razón por la que no hay una herramienta altamente certera e inequívoca que haya generado la aceptación y la satisfacción del sector y de las personas y organizaciones que en él se relacionan y, lo que es más complicado aún: con lo relacionado con el resto de la sociedad que no está muy involucrada en lo que significa internet y las nuevas tecnologías.

Yo desde luego, no me atrevo a vislumbrar muy lejos, pero me parece que las cosas llegará un momento en el que entren en una especie de estabilidad, como por ejemplo entender el papel que juega la televisión o los coches. En esa línea, la consagración mayor y más destacada que aporta estabilidad al fenómeno de la actual internet es que las personas han adquirido un protagonismo histórico enorme, por lo que se han convertido en agentes con una influencia definitiva.

Si hacemos un ejercicio comparativo, el hecho de que las personas tengan unas herramientas otorga el mismo papel preponderante que en su día, pero de forma exclusiva, tenían determinadas personas de un determinado escalafón. Ahora, la cuestión es que efectivamente nos encontramos ante una dinámica social democrática proporcionada por la tecnología. Por eso, la parte social de esta ecuación es el apartado determinante y diferenciador con respecto a todo lo vivido en el mundo hasta el momento.

Pero más allá de la certidumbre e importancia de la involucración de la gente en todos los procesos que existen en nuestro mundo bien sean políticos, económicos, administrativos, culturales…, lo que resulta de momento inevitable es asumir que el fenómeno en sí de la internet de la participación se vea como un caso abierto o un escenario sometido a la prueba y el error. Es aquello de comprobar como las herramientas o las marcas relacionadas con el social media aparezcan y desaparezcan con verdadera celeridad, sin que en la mayoría de los casos hayan llegado a medio establecerse. O incluso, el hecho de que las grandes sensaciones del momento como Twitter estén contínuamente en un proceso permanente de búsqueda de nuevas utilizaciones o, incluso, de confirmación de un modelo de negocio estable.

2 comentarios sobre “Social Media: un caso siempre abierto o un escenario basado en prueba y error

  1. Es una reflexión bien certera. Pero me temo que no es algo coyuntural. El escenario es cambiante “per se” y parece que los cambios se aceleran. Das el buen ejemplo de Twitter, y lo mismo nos podría servir Facebook. Parecen herramientas establecidas, pero poco tiene que ver el uso que una empresa podía hacer de Twitter hace tres años con el que puede hacer hpy. Y en el caso de Facebook es aún más claro.Y mientras, a las puertas, posibilidades como la Realidad Aumentada o la conexión constante e ubicua mediante dispositivos móviles.La pregunta es dónde está el eje que no cambia, si lo hay.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s