¿Deben ser las intranets ‘cajones de sastre’?

Media_http2bpblogspotcomjl9ot6istemr2ymq6delziaaaaaaaaajukdfpa1dmwqs320cajondesastrejpg_naievpeacaignwe

Internet ya lo es, es decir, internet es un ‘cajón de sastre’ en el estricto sentido de que es una red inabarcable con infinitos contenidos dispuestos desorganizadamente. ¿Tiene que ser así también nuestras intranets? Este es el debate que surge de una comparecencia pública de David Weinberger, el investigador sobre internet de la Universidad de Harvard y coautor del Cluetrain Manifesto, que ahora está implicado con su libro ‘Everything is Miscellaneous’, cuyo primer capítulo se puede ver aquí.

El reto del mundo con internet es, en cierta medida y según Weinberger, intentar domar la red para tener la sensación mental de que ‘este contenido está en esta carpeta y este otro informe en aquella otra’, como ocurre en la organización tradicional. Pero ya digo, el caos organizativo ocurre en internet, y todos estamos acostumbrados en mayor o menor medida, y además tenemos a Google que nos lo encuentra todo y, si no, se acerca bastante, pero ¿y en las intranets, cabe todo y puesto de cualquier forma?

La cuestión, bajo mi punto de vista, nos coge un tanto faltos de recorrido. Weinberger dice que sí, que las intranets deben ser también ‘cajones de sastre’ porque eso, al igual que internet, es lo que las puede enriquecer. Probablemente, lo que nos haría falta es un soberbio buscador interno para luego indagar sobre lo que contenga nuestra red interna. Otra cosa además es la política de nuestra empresa de hasta qué punto acepta la inclusión de cualquier contenido, así sin más. En esa línea, la aparición de blogs internos abre bastante el foco en cuanto a la presencia de temas y perspectivas diferentes a las oficiales.

Si las intranets van a ser un remedo de internet en cuanto a la presencia miscelánea de temas, desde mi perspectiva, no es algo que exista en estos momentos, ya que las intranets son terrenos perfectamente acotados. En gran medida también, se trata de una cuestión que requiere ser altamente dilucidada, si bien las cosas ocurren en este mundo digital de una forma un tanto anárquica y la razón cartesiana no da abasto a entender ese funcionamiento, al menos a priori.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s