FormadoresEnred, el ‘quien es quien’ colaborativo de los profesionales de la formación y la consultoria

Formadores-en-red-una-red-soci

He tenido noticia de FormadoresEnRed, una plataforma que, según sus creadores (la empresa vasca Formabask), "surge ante la búsqueda de una solución a un problema frecuente que se da en el ámbito de la formación: la dificultad de encontrar al profesional ideal en la ubicación en que se imparte la acción formativa". Y es algo en lo que estoy de acuerdo. En mi vida profesional llevo más de 10 años organizando jornadas, cursos y de forma muy destacada EBE. Pues bien, puedo dar fe por mi experiencia que es totalmente cierto que hay dificultades para conseguir gente (conferenciantes, profesores, ponentes, oradores…) que te garantice un buen nivel.

En nuestro país faltan canales para buscar buenos conferenciantes, por ejemplo. Los hay pero, en mi opinión, están caracterizados por un elitismo desmesurado. Esto es, tienen unas condiciones que, bajo mi punto de vista, se alejan de la media de lo que demanda el mercado en España. Tengo la sensación de que es un sector en el que existe esa élite fuera de contexto para lo que representa la oferta y la demanda, y luego la nada. Por eso el hueco que ha venido a ocupar FormadoresEnRed me parece relevante.

Dicen sus creadores: “Los profesionales que se dedican a la formación no reglada son un colectivo que se caracteriza por su dispersión, anonimato y difícil localización". Es así. Cuesta conocer con cierto detalle qué persona es adecuada para difundir tal tema y con qué repercusión. Es algo así como la consecuencia de la ausencia de canales reglados que consoliden una profesionalización de esta rama de actividad, a través de una especie de 'quien es quien'.

“Esta red social nació hace 6 meses-me explican desde Formabask- con la misión de convertirse en un entorno colaborativo donde pudiesen interactuar tanto los profesionales de la formación no reglada como las organizaciones que demandan este tipo de profesionales, tanto para ofrecer y demandar cursos o formadores como para intercambiar experiencias y proponer actividades que enriquezcan al colectivo (…) El proceso de registro a “Formadores en Red” es simple y gratuito: basta con introducir el nombre y correo electrónico para tener acceso a la plataforma. Una vez dentro se puede configurar otros datos adicionales del perfil". Yo me apunto, ¿y tú?

Hay indicios de que el sector de la Comunicación pierde el reto de la web social

Adapt_or_die

Si me lo cuentan no me lo creo, pero esta reflexión que hace Forrester Research sobre el futuro de las agencias de Public Relations ( PR Agencies:Adapt or Die ), me ha dejado cuando menos cabilando. Y es que, si las empresas que se dedican a la Comunicación Corporativa, Relaciones Públicas, etc, etc pierden la oportunidad de convertirse en uno de los líderes de la evolución que están marcando los social media, apaga y vámonos.

No existe una revolución que venga más al pelo para este sector que la que tiene que ver con unas herramientas y prácticas que son esencialmente comunicación. Personalmente me parece, sin embargo, que las agencias y los departamentos de Comunicación están viendo venir el panorama de la web social como algo ajeno, y no como debieran: como un revulsivo que está cambiándolo todo y que forma parte de su ADN, que es lo más importante.

No sé si es por falta de determinación o por no sentirse cómoda en el papel de protagonista, que le es más propio al Marketing, pero parace que la Comunicación Relaciones Públicas no quiere tirar del carro ante el reto que le plantea la web social. El post de Forrester afirma que el gato al agua se lo está llevando el community manager, que es un perfil profesional de nuevo cuño que asimilan los departamentos de Marketing en su caso, mientras que las agencias de Comunicación Relaciones Públicas se quedan ciertamente inmovilizadas porque a sus clientes les sigue gustando verse en los periódicos de papel o en los programas de televisión.

¿Qué capacidad tiene el sector de redireccionar esta situación? Espero que toda. Yo compruebo que profesionales de distintos ámbitos se tienen que empapar de lo que es en esencia la Comunicación al tiempo que se han de poner las pilas también con el funcionamiento de las herramientas de la web social. La gente que procedemos del sector de la Comunicación tenemos lo primero de fábrica, y aspiramos a dominar lo segundo. Está claro que lo tenemos más fácil, razon por la que dejar pasar este tren sería además de desagradable, todo un mal negocio para el que otros se están posicionando de maravilla.

La Comunicación rompe parte de su dependencia del Periodismo y gana protagonismo por si sola

Romper

En cierta medida siempre ha sido como algo parecido a la simbiosis: Periodismo y Comunicación, Comunicación y Periodismo se han relacionado, y lo hacen aún, a través de un acuerdo no escrito de apoyo. Las dos disciplinas necesitan la una de la otra en mayor o menor medida. Es así. Sin embargo, los tiempos cambian y la llegada de la web social aminora el valor de ese acuerdo tácito, haciendo ver que la Comunicación por si sola tiene su protagonismo.

El hecho es que ya no hay mediadores en la internet de la participación, pues los medios de comunicación de lo que conocemos como social media tienen al frente de ellos a los propios consumidores. Este hecho amplia inmensamente el foco y las capacidades de la Comunicación Corporativa, hasta el punto de que es necesaria una reflexión. De momento, la técnicas de los comunicadores varían mucho en el nuevo panorama, pues entre otras cosas la gestión de los mensajes los delibera en conexión permanente con el usuario final. Además los comunicadores tienen a su alcance los mismos medios para dar su propia versión de las cosas.

No tener intermediarios en la gestión de la Comunicación supone una variación muy radical cuyo  objetivo es que los comunicadores con su trabajo adquieren unos niveles de eficacia directa mucho mayores. Dejar en manos de las líneas editoriales aquellos asuntos con los que los comunicadores trabajan en las relaciones con la prensa, aminoran el margen de acción de estos y dejan en manos de los periodistas los resultados. Sin embargo, el margen de acción se amplia con la web social y las posibilidades de influir en los resultados finales de cualquier estrategia, depende ahora más de loc comunicadores.

Desde mi punto de vista, el hecho de trabajar en el ámbito de la Comunicación online adquiere un enorme y progresivo interés. El panorama se amplía, lo que hace que la posibilidades negocio en sí de la Comunicación Corporativa se amplíen también. Perode igual modo hay que tener en cuenta otro elemento de gran interés: dar el salto en la linea de que la Comunicación está en la base de cualquier tipo de negocio ahora, del más grande al más pequeño y en cualquier sector. Esta circunstancia es aún más importante y representa todo un campo de actuación de gran relevancia para el que los comunicadores debemos prepararnos.

Elasticidad mental y capacidad de adaptación, requisitos del profesional Social Media

Seoras_y_el_mundo_plano

En cualquier proceso de transición desde una situación en camino de superación hacia otra nueva, las mentes se tienen que emplear en un nada fácil ejercicio de cambio. Ocurre en el tránsito desde la sociedad y la economía construidas sobre la base de canales comunicativos altamente regulados en cuanto a la participación, frente a la actual etapa caracterizada por la falta de regulación en lo tocante a la participación en internet.

Bajo mi punto de vista, tenemos dos características con gran protagonismo en esta transición altamente influida por la web social. Afectan a las personas y son: la elasticidad mental y la capacidad de adaptación. Probablemente el orden sería al contrario. La capacidad de adaptación es muy evidente. Por poner un ejemplo sencillo: las personas adquiren protagonismo informativo a través de medios como Twitter. La gente se acostumbra a informarse participando. Ya no son actores pasivos.

En cuanto a la elasticidad mental, hablaríamos de la capacidad de organizar diferentes elementos conocidos y desconocidos que participan en un escenario completamente distinto. ¿Cómo cambia la Comunicación de una empresa de la era previa a la web social de la que realiza la misma empresa en la era de la web social (la actual)? ¿Cómo afectan las nuevas plataformas a la Comunicación de Crisis ahora y antes? ¿En que cambia la gestión con mis clientes, de forma particular, la manera de vender, la captación de talento?, etc.

El profesional del Social Media tiene ante sí el reto de construir nuevas fórmulas de trabajo profesional para alcanzar objetivos similares en el ámbito de la empresa. Antes y ahora, con medios diferentes, las empresas querían lo mismo: alcanzar la rentabilidad. Lo que cambia es la forma de conseguirlo. El profesional, actualmente, tiene que comparar contínuamente cómo se hacía antes y cómo exigen los tiempos que se haga ahora.

Que la Comunicación es más influyente se comprende por la subida salarial

Subida-salarios

Antes que nada, si te sientes defraudado/a por no poner en el titular que la subida salarial a la que me refiero se está detectando en EEUU, lo comprendo. Otra cosa es España, donde no se percibe ese incremento, o por lo menos yo no he encontrado ninguna estadística sobre nuestro caso, como sí la he conseguido de los EEUU.

Según la encuesta elaborada por Dachis Group, los profesionales de la Comunicación Corporativa tienen una media salarial por encima  de la de Recursos Humanos o el Marketing, en lo tocante a la gestión de las herramientas de la web social. Es decir que, cuando se trata de desarrollar nuevas iniciativas relacionadas con el Social Media, especialmente en el ámbito interno de las compañías, la confianza es creciente para para que sean los comunicadores corporativos quienes lideren ese proceso, razón por la que cobran más.

Esta circunstancia favorable confirma una cosa, y verdaderamente importante para los profesionales de este sector: la Comunicación se confirma como apoyo fundamental para la gestión de las empresas modernas. Los comunicadores tienen ante sí un gran reto. Es cuestión de perseverar en una línea que ya se vislumbra positiva, según se desprende de la evolución detectada en EEUU donde, por otro lado, se suelen ver primero tendencias que después aparecen en otros sitios.

La participación de los trabajadores en el Social Business no es solo por voluntarismo

Voluntarismo

Podemos pensar, y acertaríamos, que la aplicación del social media dentro de las empresas está en un estadio incipiente. Por eso, y como conclusión, el desarrollo del Social Business se encuentra igualmente dando sus primeros pasos de forma muy acelerada, de acuerdo, pero dando los primeros pasos al fin y al cabo. Es así por lo que las compañías no dejan de utilizar las herramientas tradicionales de comunicación, mientras que las nuevas van ocupando cada vez mayor protagonismo en un proceso evolutivo.

En los momentos de arranque de nuevos procesos son en los que suelen darse mayores aportaciones voluntarias. Coincidentemente, la colaboración natural es una de las bases sobre las que se asienta la generación del conocimiento colectivo dentro de la Empresa 2.0 o en el Social Business, que para mi y con pocos remilgos, significan lo mismo.

¿Hasta cuando se podría sostener una empresa suscitando las participaciones voluntarias con respecto al uso de las herramientas de la web social? Para mi esa es la pregunta pertinente. Sobre todo cuando, por otro lado, la dirección de las compañías estimulan ( las que lo hacen) el uso de la web social en la confianza de que es la mejor manera de adaptarse a un entorno nuevo y, consecuentemente, obtener resultados favorables.

Peter King es de la opinión de que no se puede dejar en mano de la voluntad la involucración de los trabajadores en el social media, puesto que lo más lógico es que estos quieran cobrar por hacer sus tareas, sean con nuevas herramientas o con las de siempre. La moda es un factor clave en el presente estado de cosas ya que esta circunstancia anima a los movimientos de inmersión espontáneos. Eso conviene a la empresa, pero no se puede confiar siempre en ello porque finalmente todo se regula sobre criterios estables como: "me involucro si obtengo algo a cambio", lo que suele conocerse como salario.