Los profesionales digitales son de 2 tipos: transformadores y los seguidores de los transformadores

14933416-businessman-holding-successful-business

Siempre hay una gente que da los primeros pasos para que posteriormente les sigan otros. En el ámbito de los profesionales que llevan a cabo el día a día de las empresas también. La diferencia en esta era de transformación digital es que no hay dudas de que hay que seguir a los que inician el camino pues razones de índole económico no faltan para ello.

En un estudio de Accenture se describe que los profesionales de los entornos digitales son de dos tipos: los transformadores y el resto, que son los seguidores: (digital transformers. The rest are digital followers). Esta división, como se deja entrever, indica de un lado el hecho de que existe un grupo que son los que lideran la transformación digital al ser los primeros; y que luego llega el resto. Esta segunda fase indica que resulta irremediable la llegada de lo digital a nuestras vidas, como por otra parte es del todo patente en nuestro día a día. Por su lado, Charlene Li, del grupo Altimeter, afirma que la involucración del trabajador digital tiene tres fases: la colaboración interna, el empoderamiento digital y la promoción del empleado: (Internal Collaboration, Digital Empowerment, and Employee Advocacy). Todo esto tiene sentido cuando como señala Mckinsey vivimos una etapa de transición en muchas empresas que hace que convivan en ellas dos modelos: el digital y el tradicional.

Sigue leyendo

Los 10 pasos primordiales para ser empresa digital

empresa_digital

Que una empresa sea digital no es una aspiración es un un proceso en marcha. Lo que ocurre es que para algunas compañías se convierte en un modelo de cambio en el que no son protagonistas. En este post señalo 10 pasos que considero claves para sí ser protagonistas.

Que mi empresa o mi actividad profesional se ve sometida a una transformación digital es un  hecho tan patente como que muchas de las tareas que hay que desarrollar en el día a día, nos sitúan de facto en dinámicas y procesos ya digitalizados. Si recurrimos, por ejemplo, a tener presencia en las redes sociales, tal circunstancia nos coloca en ese entorno de transformación desde el momento en el que las relaciones con mis clientes se efectúan en plataformas y ecosistemas definidos por códigos y algoritmos, y posteriormente cuando pretendemos analizar los datos que esas relaciones nos generan…

Sigue leyendo

Olvídate de la inspiración: consigue datos, analízalos y genera experiencia

inspiracion

Digamos que la gestión de las empresas en la era digital tiene, o debe tener, poco de inspiración y mucho de documentación dada la gran cantidad de información de la que podemos disponer. A través del análisis de los datos la finalidad es generar experiencia que nos ayuda en el negocio.

Si hay una cosa clara en este entorno de transformación digital es que circulan tantos datos por ahí, que la clave de nuestros negocios se encuentra en el análisis de los que consigamos. En un estudio de Altimeter Group (The Three Components of a Culture of Contents) afirman que hay tres claves para la construcción de contenidos: visión, creatividad y sistemas que asuman la prueba y el error. Yo añadiría que la finalidad de este enfoque es crear experiencia. Así lo concluyo, además, como consecuencia de los años en los que he organizado el EBE. En este evento, la obtención de información de nuestros asistentes, así como la valoración de sus opiniones nos permite modular la propuesta de generación de experiencias.

Sigue leyendo

En la era digital no hay ventaja competitiva, sino habilidad para entender datos y competir

corazon,-lineas,-arte-digital-165314

El éxito en la era digital no viene de la mano de productos únicos, sino de datos únicos usados de manera inteligente para marcar distancias con tus competidores.

El corazón de la transformación digital está en los datos y en el análisis correcto de los mismos, de tal manera que la empresa fruto de los cambios de esta nueva era, más que por una ventaja competitiva  destacará por un adecuado enfoque del análisis de los datos que nos lleve a adoptar una serie de decisiones óptimas. La generalización de las prácticas, la apertura de los procesos compartidos a la hora de generar avances tecnológicos, hacen difícil detectar barreras complejas y duraderas entre empresas, de tal suerte que la estandarización de los productos está a la orden del día. Esta circunstancia refuerza el hecho de que las empresas se transforman a pasos agigantados en empresas de servicios.

Sigue leyendo

La dimensión social del negocio queda pequeña en la era digital

U9000_Front_TV_LEAD_RELEASE_ONLY

El punto de vista de las personas en el mundo presente ha adquirido una enorme importancia, gracias a las redes sociales, pero no es lo único. El enfoque de la transformación digital es muchísimo más amplio, por lo que para entender bien lo que está pasando debemos resituarnos.

Ha habido un punto en el que, para la empresa, el simple hecho de estar conectada con el el mundo a través de las redes sociales representaba un impacto considerable en su modus operandi. Asumir esto implicaba un cambio con repercusiones importantes si  bien las modificaciones van más allá en el entorno digital. Si existe algo que caracteriza a nuestros días, eso es el ritmo trepidante que deja obsoletas muchas cosas que quedan amortizadas en muy poco tiempo, e incluso pone en jaque otras que llevan hasta siglos en nuestras sociedades. Para ser conscientes de lo que ocurre debemos activar el gran angular y así darnos cuenta que además del social media tenemos otros factores que se involucran en el proceso de transformación digital, tales como: cloud computing, movilidad, big data o el internet de las cosas…

Sigue leyendo

Las empresas venden productos o servicios, pero son rentables si gestionan bien la información

administracion1

Si sé de lo que hablo, tengo más posibilidades de obrar adecuadamente con respecto a aquello que domino y no meter la pata. El conocimiento bien orientado, cuando menos, nos permite no errar. Usar de manera adecuada ese conocimiento, desde la perspectiva de la empresa, nos lleva a ganar o perder. Ahora el problema es que tenemos demasiado conocimiento, convirtiéndose en clave la capacidad de gestionarlo bien y elegir aquél que resulta determinante para nuestros intereses.

Las empresas venden productos o servicios y son rentables si gestionan bien la información de la que disponen. Esta es la realidad de nuestro tiempo. La ventaja y casi el problema es que ahora hay ingentes volúmenes de información disponible, y la dificultad estriba en cómo usarlos bien. La evolución de las organizaciones en esta etapa de transformación digital, pasa por la instauración de la gestión de información como un pilar fundamental del crecimiento. El hecho resulta patente: las compañías generan datos en su trabajo, pero lo más influyente es que las empresas necesitan entender la información que viene de su entorno para así ganar.

Sigue leyendo