El enfoque actual de las Relaciones Públicas como relaciones productivas

fincyt

El debate acerca del papel de las Relaciones Públicas con respecto a la Comunicación Corporativa ha sido superado, en gran medida debido a que la web social ha catapultado a aquella especialmente. Está claro que el diálogo de las redes sociales conecta de forma muy clara con el valor de las Relaciones Públicas en tanto disciplina que trabaja clásicamente en la búsqueda de la influencia como camino para obtener unos determinados objetivos en beneficio de una empresa, personalidad u organización. La renovación de las Relaciones Públicas gracias a Internet nos permite, a través de otro enfoque, concebir el estudio de las relaciones desde la perspectiva de la producción. El reto es claro: a mejor capacidad de observación y gestión de las relaciones, mejores resultados.

Si las operaciones comerciales se traducen básicamente en contactos y relaciones, podríamos establecer el mismo enfoque para el resto de las actividades que se dan en una empresa. Así las cosas, son relaciones las que se generan entre la empresa y los proveedores, o entre la empresa y las entidades financieras o internamente entre los distintos componentes de un mismo proceso productivo. En la definición clásica, podríamos atender a los shareholders y los stakeholders, como los públicos con los que la empresa debe trabajar teniéndolos en consideración en mayor o menor medida. Pero esta aproximación a la radiografía que de las relaciones podríamos hacer, se queda pequeña si le ponemos la lupa de la rentabilidad o la productividad.

comprador-o-vendedorLas Relaciones Públicas se han definido como una disciplina que trabaja en la búsqueda de la influencia y la reputación. Ambos valores son netamente cualitativos, lo cual no quiere decir que no sean importantes pues lo son y mucho. Esta forma de acercamiento al trabajo que desarrollan las Relaciones Públicas es fundamentalmente estratégica. La contraposición de esta perspectiva deviene de la perspectiva productiva. Podríamos poner algunos ejemplos que nos servirán para concretar este razonamiento:

  1. si lo viéramos desde la óptica del community manager, todas y cada una de las relaciones que se dan en torno a mi marca tienen un valor, mayor o insignificante, pero un valor al fin y a la postre, por lo que en la medida que yo analice estas relaciones en forma de datos, podremos extraer conclusiones muy valiosas para los intereses de mi empresa. Empezamos por lo tanto a hablar de big data.
  2. una de las conclusiones más obvias que se pueden analizar a través de las relaciones que se establecen en el entorno de mi marca son las ventas.  Si somos capaces de trabajar las relaciones bajo ese prisma, resultará patente que si hemos estudiado bien los contactos establecidos en torno a mi marca, nuestras ventas serán mejores o peores dado que, detrás de cada venta hay un camino definido a través de relaciones en las que se intercambian información y opinión.
  3. la colaboración entre los trabajadores es el factor determinante que define una mayor productividad o no. Queda patente a través de este artículo de CMS Wire How Much Collaboration is Too Much, que en la medida que se compartan criterios comunes, los resultados se definen en función de si hay más o menos colaboración. La razón es obvia, no es lo mismo la inteligencia que se libera de un solo cerebro que la que se deriva de un conjunto de personas que trabajan de forma coordinada.

Hasta aquí tres concreciones de cómo las Relaciones Públicas se pueden traducir en relaciones productivas. Eso no es óbice para que esta disciplina se pueda seguir valorando desde una perspectiva más estratégica, como refería antes. La cuestión es que en el entorno digital actual hemos sido testigos de una evolución del papel de esta disciplina con algo más de un siglo de vigencia aproximadamente. Por lo tanto, podemos asegurar que son más influyentes en la medida que son más útiles, dado que han abandonado  el papel que tenían asignado en exclusiva, y que no era otro que el de facilitadoras de influencias.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: