La tecnología y la estrategia, hacia el matrimonio indisoluble

ubi

Hay de hecho quien ya ha celebrado la boda, pero para la mayoría de las empresas esa boda aún no ha tenido lugar (aunque puede que realmente sí, lo que pasa es que no se han dado cuenta sus gestores). Dicho lo dicho, hay que afirmar ahora que hasta nuestros días, lo más normal es que la tecnología se considerara un medio sin valor alguno como parte de una estrategia. Pero la vida ha dado un vuelco y el protagonismo de la tecnología es tal que la tendencia nos señala el importante papel de ésta, hasta el punto de que, en estos momentos, se empieza a constituir la estrategia en función de la tecnología Clic para tuitear.

La revisión de los procesos en las empresas ha tenido, y tiene en gran medida, como fin principal, el recorte de los costes. La cuenta es muy sencilla: si hasta ahora me gasto 10 para hacer mi producto, si logro introducir unas máquinas que hagan determinadas tareas en esos procesos, hacer el mismo producto me puede costar la mitad. En esa función, la tecnología juega un papel frío si se quiere ver así, el cual, desde la perspectiva de la dirección normalmente, es un papel de quita y pon. Las máquinas se compran, se usan y se quitan por otras, y no hay más. Así piensan muchos gestores que asumen el papel de estrategas también.

Los responsables de los departamentos de tecnología, como principales exponentes del control de las máquinas, se consideran los expertos que las suelen recomendar, para que otros directivos encuadren su trabajo en una visión más global. No son los directivos tecnólogos los llamados a intervenir en la orientación estratégica. Hasta ahora. La explicación es bien sencilla: estamos en un mundo cada vez más tecnologizado, una evolución que no resulta indiferente a cambios radicales y profundos como los que se están pergeñando.

En los últimos 15 años aproximadamente, internet ha dado un giro a muchas de las cosas de nuestra vida y de eso no hay quien pueda ya sostedescarganer lo contrario. La red es la base de una serie de modificaciones que ha generado dos cambios significativos que no son contradictorios a pesar de las apariencias. Veamos. Internet ha conectado a personas y las ayuda a tener más presencia en el entorno público y, de otro lado, internet se ha convertido en el vínculo que conecta también las máquinas desembocando en entramados como el del Internet de las cosas: utensilios aislados hasta ahora que se hacen inteligentes y parte de un todo.

El mundo está más conectado y la cohabitación de persona, entorno y tecnología es cada vez más patente Clic para tuitear. Esa tendencia unívoca provoca, en lo que veníamos hablando sobre tecnología y estrategia, que ambas patas se encuentren más entrelazadas. Porque, ¿hasta qué punto podemos desgajar ambas líneas una de otra? No es posible. Un ejemplo muy claro es el éxito de las redes sociales y como las personas se han hecho uno con sus instrumentos de comunicación, y de forma muy destacada el móvil.

Las relaciones influyen en el funcionamiento del mercado. Las empresas conocen mejor a sus clientes a través de su huella digital. Como vemos, la fusión hombre-máquina, debido a internet, es bastante patente. Por lo tanto, ¿podemos en las empresas desdibujar estos trazos cada vez más firmes, de tal manera que digamos que la tecnología va por su cuenta y solo vale para reducir costes? No parece recomendable.

La estrategia se queda coja si no es auxiliada por la tecnología, que ya se ha hecho adulta si así queremos decirlo, por lo que puede ya casarse con la primera. Estrategia y tecnología, tecnología y estrategia están al mismo nivel y las dos se han cogido de la mano delante del altar. Y no solo se han dado el sí quiero, sino que previamente han tenido una convivencia tan intensa e  íntima que ya formaban parte de un todo. Y para los que quieren que dure, esta unión se hace bastante más indivisible que las de las personas.

 

Enlaces relacionados:

Enterprise Architecture Planning 2.0

Think Functionally, Act Strategically

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: