Conocer mejor al cliente interactivo no es un recurso, es una ventaja competitiva

13Finance_UseCase_0103-0-0

Saber cuál es la ruta que realiza el cliente digital se puede convertir en ventaja competitiva para compañías y marcas en función de si su conocimiento acerca de él es mejor o peor. El cómo se logra esa información es relativamente importante, pues bien se puede obtener del histórico del usuario en tu propia web como de la recolección de datos a través de las pistas que este deja en plataformas externas a tu web. O de ambas, claro.

La complejidad del nuevo marco de relaciones empresas-clientes representa un reto por desentrañar Clic para tuitear. El desarrollo tecnológico actual ha inaugurado un modus operandi basado en interacciones entre empresas, proveedores, clientes… a través de plataformas que plantean una alternativa a la producción propia de las empresas meramente transformadoras, que son las que se responsabilizan y ejecutan todo el proceso productivo de principio a fin.

La economía de la interacción enfoca la generación de riqueza a través de un ecosistema abierto Clic para tuitear en el que distintos agentes se coordinan para alcanzarla, superando el esquema de producción propio de la Revolución Industrial. Es lo que se llama la economía de la colaboración con ejemplos fundamentales como Airbnb o Uber.

frases_cliente_0612La diferencia de la consideración del cliente en ambos enfoques, el tradicional y el de las plataformas es que en el primero, los usuarios aparecen al final de la cadena para adquirir el producto, mientras que en el segundo el cliente participa generando también valor y modificando en su caso el propio producto o servicio. Dado este protagonismo, la habilidad de la empresa para conocer mejor al cliente y guiarlo para la compra final es clave.

El conocimiento de los clientes para servirles mejor es el propósito primero de la empresa para interactuar con él y convencerlo. Pero eso no es sencillo, de ahí que se pueda convertir en ventaja competitiva de una empresa como decimos. Para ese objetivo hay que ponerlo en sintonía a toda la organización... Internamente la decisión de llevar adelante una estrategia de adaptación a la economía de de la colaboración, exige una serie de requisitos por la parte de la organización y sus componentes:

  • uso de las herramientas de interacción para mejorar el rendimiento de los empleados.
  • que sea un vehículo cuya dinámica sea asimilable por los miembros de la organización.
  • que el intercambio de contenidos sea factible, según los intereses y las características de la organización.
El cliente siempre es objeto de reflexión, antes era pasivo y ahora es activo y colaborativo Clic para tuitear. Entender y atender bien a quien te compra adquiere una gran importancia justamente por el papel interactivo. La novedad de este tiempo es que hay diferentes caminos para conocer mejor a quien es tu razón de ser, lo que no quiere decir que sea un asunto fácil. Así las cosas, esta es una tarea en la que todo el mundo se emplea pero de la que solo los más evolucionados sabrán sacar mejor partido.

 

 

 

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: