La revolución digital en la empresa busca el error cero, si las personas no interpretan los datos

Un-batallon-de-ciudadanos-al-servicio-de-la-ciencia_image_380La perfección no existe, pero no cabe duda de que cualquier obra humana está sujeta a mejoras. Justamente por esa tendencia natural de las cosas, las empresas en tanto obra de las personas, tienen su principal objetivo centrado en la mejora de los resultados y de la forma en cómo obtenerlos. Los errores en un sentido general, son los que dan al traste a la hora de lograr esos resultados que siempre se procuran que sean positivos. Desde el punto de vista de la gestión de la información, la transformación digital aspira a evitar fallos y garantizar los buenos resultados lo más posible.

El enfoque parte desde la necesidad de generar un proceso disruptivo que provoca cambios en la forma de trabajar en la empresa. Accenture, en un post muy interesante asegura que la implantación de Internet de las cosas, por poner algo concreto dentro del contexto digital, genera un flujo de información que nos permiten alcanzar tres hitos:

  1. impedir los desajustes entre la toma de decisiones, la ejecución de estas decisiones y la evaluación de las mismas. La evaluación depende de la gestión de la base de datos y de la capacidad de obtenerlos en tiempo real. Otra cosa es la calidad de esa información.
  2. la ambigüedad está presente en nuestras vidas y por lo tanto en las tareas propias de cualquier organización. Las interpretaciones de los hechos pueden impedir que las cosas se hagan bien. ¿Pero es posible evitarlas? Precisamente esa es la idea, que los datos que se manejan en las estructuras digitales se concreten en hechos irrefutables.
  3. la oferta y la demanda no suelen responder a parámetros exactos. Se da una holgura entre ambos niveles, lo que provoca desajustes que suponen pérdidas o desabastecimiento. ¿Podría ocurrir que tuviéramos la información suficiente para gestionar la actividad productiva que nos permita atender todo lo que nos pide el mercado, con exactitud? Actualmente eso es imposible, por eso siempre se opta por reducir costes como manera de impedir los desajustes, aunque a veces los recortes puedan influir negativamente en los estándares mínimos de nuestros productos.

software-adquisicion-analisis-datos-tiempo-real-7217-3512471¿Nos podríamos plantear escenarios en los que tuviéramos a nuestra disposición información en tiempo real, que presentaran los hechos sin posibilidad de que se den interpretaciones ni ambigüedades y que permita contar con suministros ajustados a la demanda? El trabajo que se desarrolla en la era de la transformación digital pretende justamente aquilatar al máximo la información para que sea determinante y lo menos interpetable posible.

La información percibida se puede considerar información interpretada, lo que está en el extremo contrario de lo que internet de las cosas y big data nos prometen. La información se interpreta y es lo que hacen los gestores de las organizaciones en función de los datos con los que cuentan y de la experiencia que han acumulado. En los momentos en los que los datos disponibles son insuficientes, la tendencia de los gestores, según Accenture, es imponer procedimientos de control, un esfuerzo que va en dirección contraria a la línea que marca los escenarios digitales en los que los datos abundan y se pretende que el análisis de los mismos concluya en las mejores decisiones compartidas.

El objetivo pretendido de que la tecnología pueda alcanzar el error cero sirviendo la mejor información posible para la empresa, que son hechos no interpretables, abre la puerta a que las máquinas sean las que dicten las órdenes y los humanos estén allí para ejecutarlas. Este escenario puede aparecer como apropiado para la ciencia ficción, pero no es así pues hay gente tan importante como Bill Gates que lo han denunciado ya. Poco más que añadir, salvo que “Dios nos coja confesados”, que se suele decir.

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: