La empresa analiza datos e información y luego comunica

web-3_0 640x480Es algo que no es nuevo, lo único es que no se ha sido casi nunca consciente hasta ahora de su existencia como proceso permanente de las empresas, sean las que fueran. Las empresas cuentan con información e inevitablemente comunican, y digo inevitablemente porque a veces se hace de forma no prevista y organizada. La situación en los últimos años ha cambiado de manera intensa y profunda, de tal manera que, al menos como posibilidad al alcance de cualquier en principio, las organizaciones tienen medios para gestionar inputs de datos, analizarlos y, además, comunicar con su mercado, todo de manera autónoma si así lo decide.

Sin entrar en grandes inversiones de minería de datos o similares, las empresas tienen a su alcance por coste bajo la posibilidad de conseguir herramientas que les permitirán gestionar datos. El hecho de tener presencia en los medios sociales y contar con una web, implica contar con informaciones y datos que pueden ser analizadas a través de las herramientas gratuitas que tienen plataformas como WordPress, Facebook o Twitter. Resulta obvio que el nivel de profundidad y amplitud de los análisis puede ser mayor, lo que hace que se incremente el coste del proceso, a través de la implementación de herramientas de pago.

Las estructuras que se terminan construyendo finalmente en lo que se refiere a la arquitectura de gestión de información de cada organización, implican una transformación de mayor o menor envergadura. Lo que no se puede permitir es  dejar de involucrarse en un camino diferente que comienza. La complementación entre viejas, actuales y otras inéditas acciones  plantean un reto que se mide según la manera de entender y encajar los cambios, primero con un enfoque mental (idea) y después con la puesta en marcha de tecnología que implican a personas a través de una reformulación de sus tareas.

El universo de la información muy abundante, como se da hoy en día, se tiene que relacionar con el enfoque más cualitativo que aporta la visión de la comunicación. Resulta imposible que podamos entender al cliente si no hablamos con él, si no nos comunicamos con él de la manera que él quiere y a través de los canales y plataformas que él ha elegido.

internet-6Las empresas pueden hacer una introspección más o menos perfecta con respecto a su clientela a través de los datos que esta va dejando en su camino a través del entorno digital. Pero lo que resulta altamente desaconsejable es que la marca no entre a dialogar con los que están en su ámbito de acción y se relacionan con ella. Del éxito o fracaso en el modo en el que se desarrolle la comunicación entre empresa y clientes, así se determinará el éxito o fracaso de la primera en términos de rentabilidad.

El marco en el que se produce la comunicación entre los agentes citados, empresa y cliente, se basa sobre el aprovisionamiento de información de ambos que determina su forma de operar. Las organizaciones, como veíamos más arriba, mediante el aprovechamiento de cantidades ingente de información, mientras que los clientes lo hacen convirtiéndose en un consumidor informado. La evolución positiva de la empresa depende de si entiende bien la interacción con su clientela, algo que le permitirá optar a ser rentable. Es cuestión, por ser casi poético, de saber entenderse y quererse.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: