La importancia de la conexión interna-externa en la empresa, hoy

Dentro-y-fuera

La importancia que ha adquirido internet, las redes sociales y el desarrollo digital en instituciones, empresas, mercado, comercio… , nos sitúan en un contexto en el que la conexión entre la propia organización y su entorno se convierte en un pilar clave para una manera nueva de desarrollar la empresa y competir. En unas circunstancias como las presentes, de cambio permanente, las empresas no pueden vivir de espaldas a la realidad que las circunda.

El éxito o fracaso de éstas se define en función de la capacidad de entender y aprovechar los flujos externos de información determinantes para las marcas, de las corrientes de opinión viralizadas y de la asimilación de propuestas realmente innovadoras que se fraguan a través de un sistema informal que mantiene conectadas la actividad interna de lasempresas con la que tiene lugar en el exterior.

En el escenario global emergente, en el que se constata la disminución o incluso eliminación de las murallas que aislaban a mi empresa, se refuerza el vínculo externo-interno de las organizaciones. En este contexto, la empresa se desvincularía del signo de los tiempos si no demuestra su capacidad de conectarse con el exterior. De ello depende el que la marca sintonice con los gustos cambiantes de los clientes o la asimilación de las tecnologías que modifican la estructura, las operaciones y la visión estratégica de las empresas.

Por estas razones he constatado la trascendencia que supone la configuración de una acción que sirva para reproducir en unas coordenadas concretas la potencia de la conexión interna y externa, que muchas compañías aún no han asimilado. El valor de la acción está en recrear la dinámica global descrita en una actividad diseñada para ser ejecutada en un día, tiempo suficiente para descubrir la tendencia que define la sociedad, la actividad económica y el mercado competitivo actuales. Y en la medida que se comprime este escenario, se ayuda a la empresa a obtener la rentabilidad que persigue.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: