Las 10 razones que una empresa debe considerar para entrar en #bigdata

El uso de big data tiene múltiples posibilidades y un solo final: convertir la empresa en empresa digital cuyo modelo de negocios esté centrado en los datos y la información. Esta perspectiva nos sitúa en un punto en el que las decisiones estratégicas, ahora,  pueden ser determinantes para favorecer un desarrollo u otro de nuestra compañía. Es decir, que realmente nos colocamos ante una disyuntiva muy evidente: o mantenemos un tipo de gestión que se basa, en exceso, en lo intuitivo (decisiones cualitativas de los gestores);  o realmente damos, por otro lado, protagonismo a la toma de decisiones basadas en información trabajada a través de software y gente especializada en big data.  A modo de decálogo, he concentrado en diez las propuestas que pueden convencernos de la oportunidad de vincularnos a esta segunda opción…

1.- Contar con un cuadro de mandos en el que se introduzcan, por ejemplo, informes financieros, se supervise el cumplimiento de determinados objetivos, se de cuenta del aprovechamiento de recursos o la medición de desempeños de determinadas tareas. La idea es conseguir, efectivamente, un volumen estructurado de datos generales de nuestra gestión sobre los que basar nuestras decisiones.

2.-Un segundo peldaño, que se puede subir al mismo tiempo que el primero, está relacionado con dos apartados muy concretos de nuestras empresas: el marketing y la logística de la distribución. El objetivo pasa por conocer bien a nuestros clientes según los productos que nos compren, de tal manera que podamos contar con una segmentación general de nuestros distintos clientes a los que atendemos con una logística fruto de las evidencias que nos aporta el big data.

3.-Relacionado con la gestión comercial, un apartado importante es aportar información publicitaria a nuestros clientes según los distintos segmentos que podamos crear con ellos como, por ejemplo, gustos, niveles adquisitivos, ventas realizadas… En este sentido, la aportación de big data es la de anticiparse a aquellos productos o servicios que se puedan demandar en el futuro.

4.-Nuestra empresa hará efectivo el enfoque de desarrollar los “productos como un servicio”. La información de internet de las cosas es relevante en ese sentido, pues hace mucho más directa la relación con nuestros conpradores, obteniendo a través de nuestros productos digitalizados todos aquellos datos que nos adviertan de la evolución del servicio y de los cambios o modificaciones que hayan que introducirse en los productos para atender mejor a los clientes.

5.-La personalización de nuestros clientes a través de sus experiencias es un punto clave en el que formalmente podemos comparecer ante ellos como alguien que los trata de una forma mucho más directa y humana y no como un simple número. Avanzar en el análisis de los datos nos permitirá conocer bien, uno a uno (por así decirlo), a las personas que nos compran y, al mismo tiempo, ofrecerles una experiencia que se acerque a la de la tienda de la esquina. Los clientes pueden visualizar esta perspectiva, también, a través de precios especiales o de generación de vínculos de cada uno de ellos dentro de una comunidad.

6.-La importancia del big data no es la acumulación de información por la acumulación de información para luego no entenderla o no hacer nada con ella. Lo importante es detectar aquella información que resulte crucial para nuestro negocio y dejar aquella que no lo sea. Para eso resulta clave probar en escenarios limitados y determinar pautas, a posteriori, que se puedan adaptar a escenarios más complejos. Ese modus operendi irá transformando nuestro modelo de negocio de forma progresiva.

7.-El desarrollo de las empresas digitales no depende de la inversión que sea necesaria acometer. O no en exclusiva. Nos podemos encontrar ante casos en los que la inversión en máquinas y software se haya realizado, pero sin encontrar el personal adecuado ni dar el enfoque de management requerido. De entrada, hay que detectar el empeño decidido de la dirección en apostar por la digitalización y el uso de big data y, posteriormente, en encontrar el responsable del area de sistemas de información que genere un equipo de talentos capaz de trasladar a toda la organización el cambio de modelo.

8.-Las empresas no son entes cerrados, sino al contrario son entramados abiertos y conectados con su entorno ( o así debería ser) que establecen coaliciones entre compañías para ofrecer servicios más completos con el fin de atender mejor a los clientes y adaptarse adecuadamente al mercado. Pueden ser ejemplos, acuerdos que llegan empresas como Intel y Microsoft o Samsung con Android. La conexión de las empresas es un círculo que se cierra con el establecimiento de relaciones con centros de investigación ajenos a éstas.

9.-Al final nos encontramos ante un cambio de cultura y un nuevo panorama en el que operar, detalles de envergadura de los que no podemos vernos sustraidos. La filosofía que emana de este escenario es imprescindible puesto que tiene consecuencias en cuanto a organigramas, formas de operar, relaciones con el entorno… Estos acontecimientos se configuran también a través del conocimiento del mercado y de los protagonismos de las personas a través de las redes sociales.

10.-Los ejemplos de empresas que trabajan en todos estos aspectos fundamentales del big data son, entre otros, Amazon y Google. Estas compañías han hecho del uso de los datos la fórmula más completa para el conocimiento de los clientes, en sus casos a niveles estratosféricos para la inmensa mayoría de las organizaciones del mundo entero. Sin embargo son referentes obligados que todas ellas deben tener en consideración para emularlas, a estos respectos, en la medida de sus posibilidades.

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: