Competir es gestionar conexiones y ser rentables, liderarlas

shutterstock_19226974

Las conexiones a través de internet son la base principal sobre la que las empresas dirimen su ser o no ser en la actualidad. Las conexiones en internet están protagonizadas por las personas, que utilizan las plataformas sociales generando un proceso que hace de las empresas organizaciones conectadas que son más o menos rentables si lideran mejor o peor ese estado de conexión permanente.

En la nueva forma de hacer empresa, su capacidad de estar conectada es un activo que tiene un papel evidente y cada vez más fuerte, no ya solo por las herramientas que adquieren las propias compañías, sino por el cambio de filosofía que conlleva el uso de las mismas. Fruto de esta realidad Javi Creus, en su estudio Pentagrowth llega a la conclusión de que cuantos más contactos establezcamos en nuestra actividad, más posibilidades de que nuestro negocio vaya bien.

El incremento de las opciones de negocio de las empresas a la hora de desarrollar su actividad en plena y escalable conexión con el entorno así como de puertas adentro de la propia empresa, es según el estudio de Creus una de las patas que ha permitido a 50 empresas doblar su crecimiento (ingresos y usuarios)  durante cinco años. Las restantes patas, dentro todas del citado estudio Pentagrowth son: agregar, empoderar, instrumentar y compartir.

Parece bastante claro que cuántas más posibilidades de hablar de tí, de tu marca, existen más opciones de conseguir tus objetivos empresariales. Además hay que tener en cuenta que la estructura tecnológica que se va configurando nos aboca a estar en contínua comunicación, siendo otra cosa lo que se logre obtener de ella. Para ser rentables hay que tener en cuenta, no solo la tecnología, sino la visión estretégica de nuestra empresa y la forma en la que se gestiona la organización en el día a día dentro de este proceso de cambio contínuo, signo de nuestro tiempo.

Los procedimientos de cambio de los que estamos hablando tienen como puerta de entrada el Marketing y la Comunicación, dos de las disciplinas clásicas de muchas empresas que son las que más abiertas están a la modificación de las pautas dada la incidencia de las personas mediante las redes sociales. Otro departamento en proceso de revisión es el tecnológico, ya que es el encargado de implementar los procesos basados en infraestructuras interactivas y globales.

captura-de-pantalla-2013-12-27-a-las-10-16-43

El tiempo de actuar es ahora

El cambio no es solo tecnológico, es también del mercado debido al empuje de las personas a través de las plataformas sociales. Por eso, comenta Creus, que la competencia no se establece entre empresas aisladas sino entre los entornos de las empresas dado que las compañías, al estar conectadas, no dependen de sí solas para su éxito, sino de su habilidad para encabezar y liderar el ámbito en el que están incluidas.

En el actual estado de cosas, resulta patente que existe una necesidad de reflexionar respecto a la manera en la que acometer el nuevo panorama, pero no puede perderse demasiado tiempo en ese tipo de cábalas. La inmediatez es otra cuestión clave de la evolución de nuestro tiempo. Las tomas de decisiones son rápidas y responden a un esfuerzo por estar al tanto de un medio ambiente altamente conectado 24/7.

Si de este panorama global destacamos un apunte fundamental, no es otro que aprender a competir de manera conectada. La empresa que se crea aislada y ajena a todo este movimiento es que da las primeras señales de perecer. El liderazgo que tiene que encabezar este proceso debe tener como característica su capacidad de estar conectado también y saber entender las implicaciones de esa conexión y el rumbo que debe tomar la compañía para ser rentable sobre una base de relaciones entre personas.

 

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.