No hay líderes preparados para llevar globalmente la transformación digital de las empresas

lider-digital

El íder digital en la empresa debe reunir experiencia y conocimientos para aglutinar acciones de big data, analítica de información, social media, movilidad, etc que conforman un nuevo modelo de gestión.

Me da la impresión, por observación, reflexión y experiencia que los departamentos técnicos de nuestras empresas ( en el ámbito español me refiero) en los que se suelen incluir, grosso modo, la gestión de la parte de informática, no se tiene la capacidad que se le supone a estas áreas para ser los líderes de los procesos de transformación digital. Si tal transformación se basa, no en aquello de invertir en tecnología, sino en entender y adaptarse estratégicamente a iniciativas como el social media, big data, movilidad o analítica de datos, verdaderamente las características de nuestros departamentos de informática, no casan con los nuevos requerimientos. Y ellos, probablemente serían los llamados a protagonizar y encabezar el cambio. Para esas tareas, faltan líderes.

Probablemente, por no decir que estoy casi seguro, el problema de liderazgo en la transformación digital va más allá de un departamento y se encalla en las direcciones generales de las compañías que sufren de incapacidad para digerir con rapidez los nuevos escenarios, lo que lleva incluidas tomas de decisión en plazos de tiempo cortos, pero con calado muy profundo.

En la línea de razonamiento que aportaba al comienzo de este post con respecto a los departamentos técnicos o de informática de las empresas de nuestro país, mi impresión es que los dos grandes problemas de adaptación de los profesionales de estos departamentos están en el social media y en el análisis  de datos para avalar las decisiones, algo que tendría que ver con la toma de decisiones automatizadas.

Entiendo que la inclusión de los móviles en  la gestión de los servicios de información tradicionales de una empresa, por ejemplo, no supone un gran problema, como tampoco sería excesivamente complicado (de tener la opción) aquello de implementar tecnologías de big data. La dificultad, como digo, tiene que ver con el feeling que exige el social media y la necesaria involucración con la cultura del diálogo, y con la dificultad de interpretar resultados o de automatizar las decisiones.

No quiero afirmar con estos razonamientos que en la empresa haya una figura que aglutine todos los requisitos que hacen falta para liderar las empresas digitales, realmente no hay nadie que lo aglutine todo. Los requisitos para el nuevo lider digtal tienen que ver con la implementación de nuevos métodos de gestión, establecimientos de relaciones internas y externas sobre la base de la colaboración, así como cambios de estructura

El hecho de que tal nivel de desempeño deba entrar, por una razonamiento habitual, entre las responsabilidades del máximo directivo, nos lleva a alcanzar un perfil diferente de éste. Aquí, la propuesta del social CEO se quedaría pequeña, pues solo vincula al CEO con las tareas del social media, y no con otras como las ya citadas, big data, analítica de datos, etc. Lo bien cierto es que hay déficit de líderes que encabecen la transformación digital, aunque por necesidad irán apareciendo.

 

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: