La marca se debe mover por el social media, analizando el #bigdata

Bigdata

En la economía del entorno digital existen cuatro pilares: social media, big data, cloud y open source. Los dos primeros son, a mi modo de entender, los más determinantes pues para desarrollaer nuestra empresa desde el punto de vista comercial necesitamos el social media y analizar toda la información necesaria (big data) para acertar en lo que quieren nuestros clientes.

 

En muchas y muchas entradas, millones de ellas a lo largo de los últimos años, se afirma con grandes dosis de razón que hay que cuidar el perfil social de las marcas puesto que hoy en día todo se dirime, prácticamente, por lo que eres o no eres en la esfera digital. Pero entre las razones que nos aconsejan a mantener el pulso adecuado con las redes sociales, quizás la que menos peso le dediquemos es a fijar el rumbo que queramos adquiera nuestra huella en el análisis del big data. El hecho es que tanto de los contenidos que las marcas puedan poner en circulación como de las interacciones que protagonizan los mismos clientes, existe un volumen creciente y más creciente de información que dice demasiado de nosotros.

La perspectiva contraria es justamente la información que existe en circulación sin que se tenga presencia online en las redes sociales, algo a lo que se le dedica un post interesante en Micliente, titulado: Big Data no es sólo información digital. Las personas que deambulamos por este mundo, podríamos decir, vamos dejando pistas por cada rincón al que accedamos sin que se tenga necesidad de entrar en internet. Y me refiero a, por ejemplo, datos bancarios, contabilización de presencia en espacios públicos (centro comercial, concierto…) , como no Hacienda etc.

Incluir entre las herramientas de análisis de la empresa aquella que sepa gestionar el inmenso volumen de datos que se denomina bigdata, es sumamente importante. Analizar la información desde esa perspectiva macro es ambicioso, pero realmente es el terreno de juego en el que se dirimen las cosas en el mundo de internet y las tecnologías asociadas. Ahí es muy difícil concentrar en pocas esencias qué es lo que somos como marca, y sobre todo cómo nos ven.

En la contínua revisión que las empresas tienen por delante en este tiempo, el enfoque social de la marca es una puerta de entrada fundamental para construir nuestro universo digital, en el que bigdata como venimos diciendo, es clave. Manejarse adecuadamente en los océanos de datos es acostumbrarse a gestionar nuestra empresa en un modus operandi que se impone. Este es el sentido que tiene sobre todo las tareas comerciales y de Marketing, que adquieren un papel de claro liderazgo en las compañías.

Las relaciones con los clientes se asientan en la presencia en las redes sociales como principal ámbito del que obtenemos detalles inmediatos y muy completos de sus perfiles y preferencias. Posteriormente es la plataforma a través de las que dialogamos con ellos, con los contenidos como base de ese diálogo. El proceso mezcla por lo tanto el análisis de datos continuo del big data con el diálogo con las personas. Así se dirime el ser o no ser de la empresa hoy en día.

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: