Ganar o no ganar el cliente es una cuestión de movilidad

Mujeres_orientales_con_Moviles

El móvil te da muchas garantías para estar informado y para actuar y comprar. Tenerlo encima y usarlo cada vez más provoca cambios en la actuación de las empresas que deben responder en fracciones de tiempo cada vez menores. Todo cambia debido a la movilidad.

Desde hace unos meses a esta parte, la contudencia del Marketing se abre paso en los protagonismos de la empresa en el entorno digital. Lo decía días atrás: el Marketing es el líder de la economía digital y, dentro de él, lo que destaca es la movilidad. En un reciente libro “The Mobile Mind Shift”, de Ted Schadler, Josh Bernoff y Julie Ask, se hace una reflexión muy interesante: los clientes recurren al smartphone para todo, para saber qué tiempo hace, cuándo sale su vuelo, o qué restaurante está más cerca y qué opinión tiene la gente de él… Por eso, cada vez más, ganar o no ganar el cliente es una cuestión de movilidad.

En el libro citado, y como se puede ver ya en el título, la capacitación que nos otorga el móvil es de tal magnitud, que efectivamente nuestra orientación mental se modifica claramente por el hecho de llevarlo encima y poder consultarle cada vez más cosas. La geolocalización y los comentarios de las personas son elementos fundamentales de este cambio de paradigma. Este escenario nos lleva a que las acciones digitales de las empresas van a representar más del 75% del presupuesto de Marketing. Y dentro de este presupuesto, el 50% se destinara a las acciones a través de móvil.

El último momento de la verdad, como le gusta llamar a Brian Solis, se dirime en movilidad, en lo que al Marketing se refiere. El ser o no ser, la compra o la no compra a algunos niveles ( de algunos productos, los más cotidianos ) se decide tanto por la información premeditada como por la espontánea que se dirime en el momento de la movilidad.

Esta circunstancia conlleva una reconfiguración de las operaciones de las compañías que en plazos de respuesta muy cortos tienen que reaccionar. Sirve de referencia el conocido éxito de las galletas Oreo en la final de la Super Bowl de 2013, lo que da cuenta de cómo las marcas pueden aprovechar un hecho fortuito, como el apagón en el estadio donde se celebraba la competición, para realizar acciones de Marketing en tiempo real a través de una plataforma como Twitter y mediante los smartphones.

Los tiempos cambian y las respuestas a esos cambios no se hacen esperar. Esta es una de las conclusiones que nos vienen al pelo ahora. El uso intensivo de los móviles es como una metáfora de la rapidez y la inmediatez de los acontecimientos en nuestras vidas. Es, desde la perspectiva de la empresa, como si cada vez más te jugaras el ser o el no ser en un minuto. Sin duda es tiempo transición, de movilidad y de respuestas ágiles. ¿Quién da más?

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: