El marketing se reconvierte y gana poder en la web social

Marketing business sales

El marketing fue rechazado por los valores de la web social plasmados en el Cluetrain Manifesto, pero ahora el marketing cada vez es más poderoso en la web social en la medida que sufre una reconversión.

 

Las acciones, una vez reflexionadas, generan contenidos si se narran de alguna forma, bien a través de imágenes, textos, fotos etc. ¿Qué poder tienen los contenidos?: tienen la fuerza de trasladar una acción para que tenga continuidad a través de la gente. Con la agregación de las plataformas de la web social, los contenidos se difunden viralmente y tienen mayor interés si consiguen llegar a la mente mediante la esencia. Be content my friend. En todo este proceso el marketing se reconvierte y gana poder en la web social.

La principal tarea es saber detectar la esencia en la acción y saber posteriormente trasladarla de tal manera que conecte con cuanta más gente mejor. Una de las fórmulas más adecuadas es mediante la narrativa, crear un valor a través de ideas que se hagan fáciles de captar y además apetezcan captarlas. Así puede aceptarse el storytelling.

La contundencia del marketing puede ser un contratiempo cuando recaes en la comunicación de valores muy sensibles, que son los realmente esenciales: la atención humana en los hospitales, la comodidad en los hoteles, el sabor en las comidas, la seguridad en la conducción…

Si hacemos caso del Cluetrain Manifesto, cada vez son más las personas que no quieren oír ‘mentiras corporativas’ o hacen menos caso a la publicidad. Sin embargo, es el marketing quien está haciéndose poderoso en la web social. Cabe la posibilidad de que el marketing, estoy bastante persuadido de ello, esté sufriendo una reconversión alejándose de una postura maximalista de control de la comunicación para ir a una posición de reconocimiento del protagonismo de las personas.

Es obvio que el posicionamiento SEO ayuda y que en cualquier informe que se precie deben apuntarse datos de seguimiento e infografías de comportamiento estadístico, porque las empresas siguen queriendo ver números. Sin embargo, toda esta arquitectura se cae si no se logra encantar a las personas con las esencias que son reconocidas como propias y necesarias: comodidad de una marca con valoración de la comodidad por parte de las personas; y así con la seguridad en los coches, la atención humana en los hospitales o el sabor en las comidas…

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: