El 90% de los consumidores quiere que las marcas compartan

shared_brands

Las Google glass recrean una visión para compartir, pues te añaden información y posibilidades al tiempo que estás en el mundo físico.

 

Un estudio para leerse con calma de Edelman asegura que el 90% de los consumidores quiere que las marcas compartan. La multinacional de Relaciones Públicas habla de shared brands. Informa también el estudio que el 10% de los clientes asegura que está bien que las marcas hagan lo que hacían hasta ahora, es decir mantener una relación unilateral con su clientela.

La consultora señala que las marcas, ante este apabullante resultado de una investigación realizada en 9 países entre los que no estaba España, deben tener en consideración cosas como:

  • ofrecer a las personas experiencias más allá del uso de los productos.
  • preguntar a la gente, como marca, qué es lo que necesita su cliente.
  • permitir a los clientes que personalicen sus productos.

Las indicaciones son más, pero estas tres me parecen muy convenientes. Esta obviedad con respecto a la necesidad de que las marcas se muestren dialogantes, es una consecuencia más de la tendencia creciente por compartir y colaborar. Otro detalle que se orienta en ese sentido es el estudio de la London School of Economics, según el cual, la piratería no mata a la industria cultural.

La elasticidad de la tecnología está reforzando una actividad muy humana como es compartir. Lo más interesante de esta mezcla entre predisposición humana y capacidad de las máquinas relacionadas con internet, es que se abre todo un mundo de posibilidades, lo que en Altimeter llaman la economía de la colaboración.

El hecho de que las marcas se predispongan a compartir supone un beneficio en doble sentido. Es gráfico para entender esto, el caso de IBM que pone a disposición de la comunidad mucho de su software, al tiempo que se beneficia de lo que desarrolla una comunidad tan importante de de open source como Linux. Parece obvio que esta política es mas rica que la que se promociona a través de una tendencia a cerrarse y a no compartir. ¿No te parece?

 

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: