El líder del #socialbusiness aglutina colaboración y jerarquía

 

El paso de una estructura definida y consolidada durante siglos me atrevería a decir, como es la jerárquica a otra más horizontal propia del socialbusiness, no se da de un momento a otro, pues es algo que lleva su tiempo. Por lo tanto, en el tránsito de un modelo a otro hay que hablar inevitablemente de evolución.

Los líderes de las empresas que están iniciando este proceso de cambio deben aglutinar en su trabajo las señas de identidad de un estado y de otro. Deben hacer gala de una capacidad colaboradora en un amplio espectro (toda la empresa y su entorno) y también de respetar y hacer valer la jerarquía, eso sí, enmarcada en un nuevo entorno.

Hacer confluir estos vectores implica una suerte de evolución de los líderes, camino en el que Mckinsey señala sus principales hitos en uno de sus últimos informes. Particularmente, y de cosecha propia, me gustaría señalar 7 rasgos definitorios del liderazgo en el socialbusiness, que inciden en esta etapa de transición de la que hablamos.

  1. Desde luego el nuevo líder debe superar lo que los anglosajones llaman en “command and control”.
  2. Sus características fundamentales son liderazgo facilitador, coordinador, con visión estratégica, que marca líneas de acción y ratifica objetivos.
  3. Es un tipo de líder que participa en las plataformas de gestión de la web social, proponiendo y recibiendo ideas y proyectos basados en informaciones y datos relevantes.
  4. Su liderazgo es orientador en el sentido de que sabe distinguir lo esencial de los prescindible en el intercambio que se genera.
  5. Está abierto a rectificar, asume errores propios y reconoce los aciertos ajenos.
  6. Promueve la participación y motiva con la idea de trabajar en equipo y la obtención de objetivos a través de esfuerzos y logros conjuntos.
  7. Hace gala de rigurosidad en su gestión basada en los objetivos marcados, una rigurosidad que también exige.

Está claro que el social media está cambiando la forma de consumir, la de comprar, la de generar conocimiento, inovación, la manera en la que se organizan las empresas, etc. Y por lo tanto, también genera cambios en el líder que sin duda alguna adquiere un protagonismo diferente, como vemos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: