Social business es energía para la empresa

Recién acabado el EBE correspondiente al año 2012, que es nuestra séptima edición, me siento pleno de energía todavía y es por lo que he titulado este post de la manera que lo he hecho. Probablemente, pues no estoy cien por cien seguro. Y digo que probablemente porque lo que sí es estoy persuadido, de igual modo, es que iniciar un tránsito como empresa hacia el social business es una manera de insuflar energía nueva a la compañía.

Ello es así en la medida en la que, con la puesta en funcionamiento de nuevas herramientas, nuevas estrategias…, se entra en un proceso que hace bueno ese dicho inglés de “más vale un cambio que un descanso”. Entrar en lo nuevo genera ilusión y, además, implica hasta cierto punto una ventaja competitiva de manera que si eres el primero de tu sector en llevar a cabo acciones novedosas que te permitan adaptarte mejor al nuevo entorno competitivo y a los usos de los clientes, mejor que mejor.

Pero la energía por la energía no debe convertirse en nuestra única razón de ser a la hora de abrazar el social business como alternativa hacia la que debe evolucionar nuestra empresa. Charlene Li precisa varios aspectos a tener en consideración que han de guardar coherencia, entre los que destaca: el uso de las herramientas de la tecnología social, los objetivos del negocio, el apoyo desde la dirección,  la disponibilidad de capacidades para llevar a cabo el proyecto de social business y la generación de valor tanto desde dentro como desde fuera de la organización.

En el camino habrá que dejar modos del pasado y abrazar innovaciones que provocan a su vez transformaciones de nuestra organización y su forma de operar. De forma plástica, podríamos decir que la gran baza es generar y transmitir una experiencia que nos defina y nos ayude a hacer mejor nuestro negocio y obtener mejores resultados, pero siempre a través del diálogo más o menos permanente que suscita los nuevos canales de comunicación. Resulta muy complicado por no decir que imposible, que si intentamos dirigir nuestros propósitos por los sistemas unidireccionales habituales, realmente consigamos nuestro objetivo de transición hacia el social business.

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: