Las personas en el social media se convencen de una marca gracias a los contenidos

En un mundo convulso con reglas que se quedan obsoletas, la gran baza es el contenido entendido como información para compartir y aportar valor. Es lo que provoca un nivel de estabilidad en las marcas contemplado en el largo plazo, algo que el Marketing tradicional no entiende. Compartir información es un hecho natural entre las personas: sobre las propias personas, sobre lo que les ocurre, sobre lo que les gusta o no, sobre las marcas…

El Marketing pretende preservar un régimen en el que mantenerse como ‘el as del corto plazo’. Antes se asumía como una verdad irrebatible casi que las acciones de publicidad y promoción tenían directísimas e inmediatas consecuencias en las cuentas de resultados. Esta supuesta verdad incontestable plantea ahora sus dudas desde el momento en el que, a través de internet y debido a la capacidad creciente de interactuar, los clientes no son receptores sin remedio. Son emisores por decisión propia.

Puede parecer una incongruencia, pero no lo es. La base de la utilización de los medios sociales en internet genera más para la marca, cuanto menos se apueste por el retorno inmediato. Por eso la información es el contenido rey que sostiene a la marca en la medida que se aporte verdadero valor. El hecho de entrar en contacto directo con tus clientes, gracias a las plataformas de la web social, no te garantiza que ganes la voluntad de las personas con carácter inmediato. Es como si en una tienda, nada más entrar un cliente no mediara ni una palabra y directamente se le espetara: ‘compre, compre, compre’. Eso espantaría al que nos visita.

Este orden de cosas es fruto también de la dificultad del social media para concretar sus formulas de hacer negocio, no porque no tenga la capacidad técnica en sí misma para hacerlo (número de clics, número de seguidores, de comentarios…), sino porque es cosa de dos. La marca depende en internet de las personas que pueden o no hacer un clic, comentar o no, señalar o no el botón de ‘me gusta’ o convertirse en seguidoras o no. Lo que nos demuestra, realmente, que el poder en la red es de las personas y que la aportación de contenidos de valor por parte de las marcas, la alternativa adecuada para convencerlos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: