El social media impone la colaboración como activo empresarial

Si entras en el social media, si lo usas como empresa, tienes que ser consciente de que la utilización de estas herramientas ponen las bases de la colaboración. Puede ser que en los esquemas de siempre, hablar de colaboración resulte más que una fórmula eficaz, una manera de poner florituras en los discursos bien intencionados.

La tecnología social convierte en plana la acción que se deriva de su uso. Esto ocurre ya, como desarrollan en Team Geek (uno de los últimos libros de la factoria de Tim O. Really),  desde que los equipos de creadores de códigos informáticos tiene que trabajar como equipos. Interesa mucho leer su primer capítulo que se ofrece gratis en el enlace aportado.

Virginio Gallardo afirma en un post reciente que la colaboración representa el reto empresarial del siglo XXI, y desde luego es así. La tecnología social es una razón de peso para mover en esa línea a empresarios, empleados, directivos, etc, pues eso de cooperar va implícito como vemos en la creación realizada por escritores de código trabajando en equipo. Y si los empresarios, trabajadores y directivos no usan los nuevos canales sociales en el desarrollo de la actividad de negocio, se autoexcluyen.

Nadie logra cosas increíbles por sí mismo, según reza en un artículo de Jessica Hagy en Forbes, que traducen en el blog de Luis Maram. Las cosas funcionan de esa manera, siempre ha sido así, lo que ocurre es que ahora se refuerza. Competiremos mejor en la medida que sepamos colaborar bien. De eso se trata. Implica cambio cultural, pero será relativamente difícil porque cooperar es algo humano, un animal social donde los halla.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: