Cinco razones por las que el social media es necesario para las empresas

Intento en este post hacer un ejercicio de concreción respecto a la importancia que para las empresas supone estar en el social media y evolucionar hacia el social business.

  1. Las empresas que no estén, se quedan fuera. La primera y más que evidente razón es que, efectivamente, las empresas que no estén en el social media se quedan fuera. Nos situamos en un punto en el que, la que quiera permanecer sin usar estas plataformas, vivirá un proceso de deterioro (se comerá lo conseguido) y no podrá crecer por no entender la manera en la que se empieza a competir. Desaparecerá por lo tanto.
  2. Los clientes generan muchos datos de interés que se pueden conocer. La tecnología social aplicada desde las webs conocidas mundialmente como Twitter o Facebook, entre otras, permite un conocimiento enorme del cliente: gustos, segmentación, hábitos, sueños… Las empresas a través del social media tienen la capacidad proactiva de generar un ecosistema de experiencia en torno a ellas, que básicamente tiene dos aplicaciones: una más de contexto mediante la utilización de los contenidos de valor (conocimiento) que revaloricen la marca. Se habla de ‘curación de contenidos’ ( filtración o selección de contenidos por su valor) en el que la clave podría ser la proyección a través de posicionamiento SEO. Y por otra parte, hay que citar al social media marketing como exponente de acciones más directas que intentan satisfacer los intereses de los usuarios por la marca a través de promociones y descuentos.
  3. Las empresas son rentables si saben sacar el máximo rendimiento de la tecnología. Con la familiarización con el social media, las empresas empiezan a aprender a extraer el máximo rendimiento de la tecnología. Y competir hoy se hace cada vez menos de forma artesanal y más de manera conectada, tomando internet como escenario de las operaciones económicas, de mercado y de la organización empresarial.
  4. Competir es saber detectar el talento. Las empresas se empiezan timidamente a organizar de manera diferente debido al cariz social de la nueva tecnología, que obviamente permite un uso más participativo de las propias herramientas que desemboca en una forma diferente, más social y participativa, de gestionar las organizaciones. La competencia se basa en el talento y el talento está distribuido, no está centralizado y el social media ayuda a encontrarlo y hacerlo rentable.
  5. El social media prepara mejor para el futuro a la empresa, aunque parezca que el futuro es el propio social media. La incidencia de esta tecnología marca un paso muy rápido de los acontecimientos, que exigirá de las empresas una mayor capacidad de adaptación y flexibilidad de respuesta. Lo que hoy nos parece determinante, mañana puede saltar por los aires.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: