Malos tiempos para desarrollar el Social Business. Salvo para los audaces

Si un o titula un post con esta frase: “Malos tiempos para desarrollar el Social Business. Salvo para los audaces”, lo primero que se viene a la cabeza, y no hay que pensarlo mucho, es la crisis. Efectivamente, la crisis es la razón primera que congela no solo las inversiones y los gastos e incrementa la nómina de desempleados, sino que también puede petrificar nuevas iniciativas como la del Social Business.

Recientemente Peter Kim, responsable del concepto Social Business, ha repensado/ampliado lo que significa, si bien sin separarse de lo que tres años atrás ya anticipaba cuando sacó a la palestra por primera vez el término. Comenta Kim que su propuesta se basa en tres apartados: tecnológico, del trabajo y de la misma sociedad:

  • en cuanto a la tecnología pone como ejemplos: la incidencia de los dispositivos móviles, el bajo coste del almacenacimiento de datos o la velocidad de acceso a internet.
  • respecto al trabajo comenta la tendencia hacia una presencia permanente a través de internet y de la idea de la globalización.
  • y por último, con respecto a la sociedad, la nueva referencia es la propension creciente de las personas a compartir en la red.

En mi entorno más cercano, España, con la dura crisis que estamos atravesando, cualquier tipo de planteamiento de este tipo puede sonar casi a ‘locura transitoria’, cuando lo que se está dilucidando es la continuidad o no (el cierre o la permanencia) de muchas empresas y bastantes más empleos. Pero ojo que la frivolidad que muchos pueden ver en estas nuevas visiones de la evolución de las empresas, pueden significar también una clara ventaja competitiva a la hora de adaptarse mejor a los tiempos actuales. Los informes de la consultora Mckinsey lo vienen detectando desde hace tiempo, y las escuelas de negocio como veíamos recientemente en mi blog, están encajando un cambio en el modelo del management, caminando hacia un estilo más participativo.

Un apunte más para terminar, no cabe que la organización que se plantee esto del Social Business lo haga como una nueva etiqueta de la empreesa, o un nuevo departamento como aquel que dice. Como en más de una ocasión he comentado, evolucionar hacia este enfoque de las empresas tiene que contar con la aceptación de la dirección y tiene que aplicarse en la integridad de las funciones, yendo más allá de una mera pose más o menos afectada por la moda de estos tiempos.

1 Comment
  • Joaquín Peña
    julio 28, 2012

    Coincido contigo Benito. En tiempos de cambios sólo los audaces mantienen los ojos abiertos para detectar oportunidades y adaptarse rápidamente.

    Es probable que esto del “Social Business” sea una de esas cosas a las que deberíamos prestar atención. Yo lo creo así!

    De hecho, me sorprende mucho que la mayoria de las empresas no presten ni siquiera interés por el tema.

    A ver si con el siguiente http://www.e20biz.es conseguimos abrir más ojos, sobretodo por el sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: