El objetivo no es tanto generar relaciones como compartir valores con el cliente

El juego es muy simple. No se trata de tener relaciones a través de los medios sociales sino de generar valores compartidos. Así se destaca en un estudio de Harvard, ya referido en mi blog. Pero quizás sea necesario aclarar que para compartir los valores de las marcas con sus seguidores (los clientes) si no tienes la posibilidad como marca de obtener y estimular esas relaciones, no habrá posibilidades de compartir valores.

Compartir valores es un objetivo de una gran potencia que exige tiempo, bastante se me antoja añadir, mientras que obtener relaciones hoy en día en el social media es de lo más sencillo se podría decir. La fórmula para pasar de tener relaciones a compartir valores es como la vida de la pareja: se empieza por salir de vez en cuando y mantener contactos que van de menos a más hasta el punto en el que se comparten valores. Es aquello de que “dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición”.

Las circunstancias se hacen sumamente complicadas para pujar por relaciones duraderas entre empresa o marca, de un lado, y cliente por otro. La razón es (no hay otra o no hay otra más determinante) la crisis. Hoy en día la volatilidad de las relaciones entre los clientes y las marcas es enorme cuando la falta de recursos aprieta los bolsillos. Esta circunstancia complica el panorama y en cierta medida lo estimula, pues en la medida que marca y cliente pasen juntos la crisis, más entendimiento habrá entre ellos y más opciones de compartir, espero que se me entienda bien, el mismo colchón.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: