Año 2020: fecha crítica para que las empresas usen la tecnología social en su negocio

20-20

Me parece que los plazos son siempre un asunto peliagudo, pues al fin y a la postre se trata de concretar en una fecha en la que uno entiende que maneja el futuro y la evolución de los acontecimientos hasta el punto que se atreve a pronosticar algo que va a pasar. Pues bien, anunciar que las empresas tienen como fecha límite el año 2020 para adoptar niveles básicos al menos de lo que representa la cultura de la colaboración a través de la web social porque si no van a perder el pulso de los acontecimientos y disminuir su capacidad de competir, puede parecer un despropósito, pero estoy plenamente de acuerdo en que por ahí van los tiros. Y leo esta previsión en este recomendable artículo de uno de los blogs de la Harvard Business Review (HBR) titulado: "increase your company´s productivity with social media".

Desde mi punto de vista, el camino hacia el reto de la utilización de la tecnología social está bastante más evolucionado hacia el exterior de las compañías: marketing, comunicación externa, reputación, acciones comerciales…, y bastante menos desarrollado en lo que se refiere a la gestión de puertas adentro de las compañías. La actividad que en ese sentido desarrollan empresas como Unisys, citada en el post de HBR, abren una serie de expectativas de gran interés que marcan unas líneas para el futuro. El objetivo básico que persigue esta compañía tecnológica de 139 años de historia es que sus 15.000 empleados tengan suficientes referencias comunes para coordinar mejor sus tareas y hacerlas más eficientes y productivas. Para eso, de forma bastante sencilla, por ejemplo, los trabajadores de esta firma incluyen en sus perfiles los temas por los que sus compañeros pueden preguntarle para llevar adelante un trabajo concreto. Ello significa que la organización a través de organigramas clásicos no vale para reunir por áreas el conocimiento necesario para producir algo, y que ese conocimiento oportuno y necesario se extiende por muchos lugares.

Unisys determina estos ocho puntos en los que apoya su línea de acción respecto a la utilización del social media en su negocio:

  1. Estrategia: es muy importante que los ejecutivos seniors estén involucrados y den ejemplo.
  2. Alineamiento: compromiso e involucración de los grupos de influencia (stakeholders).
  3. Tecnología: determina el mix de herramientas sociales necesarias.
  4. Grupos pilotos: determina en qué grupos se pueden probar los primeros pasos de esta nueva forma de operar.
  5. Normas: pon guías y normas para aclarar dudas y poner límites al uso de la tecnología social.
  6. Comunicación: plantear un plan de comunicación para dar a conocer la puesta en marcha de la nueva iniciativa.
  7. Métrica: mide tus resultados.
  8. Cumplimiento: determina si los resultados obtenidos son los previstos. Analiza.

Lo importante de compartir y colaborar es tener bases comunes donde operar. Es el caso de la Intelpedia que Intel tiene operativa desde 2004 y en la que los trabajadores de esta compañía insertar sus aportaciones para contribuir a la inteligencia colectiva. La presencia de canales para compartir y de contenidos en ellos se debe completar con la suficiente capacidad para operar de manera diligente y útil pues lo que es inconcebible es que la filosofía y la práctica de compartir se quede solo en eso, en un fin en si mismo, y no suponga mejoras patentes en los resultados del negocio.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: