El social media refuerza el papel de las personas y las personas tienen corazón

Love

Desde tiempos inmemoriales las tareas relacionadas con el trabajo han estado sujetas a conceptos estrictos de la órbita del poder. Quien manda, manda y los demás hacen. Este tipo de mecanismos han tenido varias constantes, como que la rigidez disminuye las sorpresas negativas en las empresas, puesto que el panorama de las relaciones se restringe mucho (los jefes solo hablan entre ellos y el resto de la organización ejecuta, casi sin pensar). Esta dinámica sin embargo es empobrecedora, pues limita el papel de mucha gente a obedecer solo, y no a crear.

La llegada impactante y globalizadora del social media ha puesto de manifiesto por contra la importancia básica de las relaciones para hacer negocio, por lo que las personas adquieren un protagonismo grande, de tal manera que la capacidad de crear se incrementa sobremanera. Los escépticos piensan que también las fugas o las sorpresas negativas que mencionaba. A la hora de definir este panorama, en grado sumo, hay quien habla de que el verdadero protagonista es el amor. ¿Amor en las empresas? Sí. Entendido como la capacidad de aminorar los errores del que tienes al lado y potenciar sus virtudes, aseguran en el blog Social Organitation.

Desde luego el mundo no es blanco o negro. Sí me parece obvio desde luego, que si las personas tienen más canales para expresarse y tener presencia, y si de alguna manera estamos forzados a usarlos en esta era que vivimos, resulta patente que nos situamos en un contexto marcado por las relaciones y las personas, y las personas tienen corazón. El nuevo juego nos pone en la tesitura de romper con viejos clichés y nos anima a probar nuevos caminos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: