Post: la locura, antesala de la rentabilidad en el social media

Genialidad-y-locura

Acabamos de clausurar hace horas como aquel que dice el EBE11, y regreso a mi blog que andaba bastante desantendido. Y no sabéis lo que me alegro. Guiado aún por el estrés y la gran efervescencia vivida entre las personas que iban y venían (conferenciantes, viejos y jóvenes amigos, medios de comunicación, empresas, particulares, etc) me encuentro en un punto de recuperación de constantes vitales como aquel que dice.

Mentalmente, las neuronas se me estarán moviendo como las burbujas de un gin tonic recién servido. Me parece a mi. La lectura de post de gente interesante me moviliza a pensar en nuevas ideas y en adaptaciones de otras viejas. Todo lo percibo bastante movido. Todo podría relacionarse, sin ánimo de ofender que se dice, como una especie de locura, lo que implica una nueva perspectiva de aproximación y análisis del fenómeno del social media.

Cada 60 segundos, se publican más de 98,000 tweets, 1500 posts en blogs y 655.000 mensajes quedan anotados en el muro de Facebook. Estas estadísticas, como otras miles más que surgen a cada momento, trasladan una imagen de la efervescencia a la que me refería antes.¿Hablan bien de mi marca. Me critican. Aportan ideas que pueden beneficiarme a la hora de modificar mi producto? ¿Y yo como empresa o profesional de qué manera me adapto a este mundo tan nuevo y cambiante?

Los contenidos fluyen a una gran velocidad y en grandes cantidades debido a la implicación creciente de 2.000 millones de internautas en el mundo. Internet es social y nadie se imagina por qué no lo ha sido desde sus orígenes. Es el poder de las personas que están cambiando la agenda del mundo. Todo es muy rápido. Todo muy movido. Es muy difícil realizar un seguimiento de lo que se dice, contabilizarlo de forma adecuada y extraer las conclusiones necesarias. ¿Es esto una locura?

Sí, puede sentirse de esa manera, pero es una locura que realmente se debe entender como el ecosistema adecuado para moverse en este tiempo que nos ha tocado vivir. Así es la web social y así se tiene que aceptar, y de esa forma hay que involucrarse en ella. Solo entrando podrás comprenderlo. Solo participando en ella podrás sacarle rentabilidad. Es un aprendizaje contínuo sobre bases que se van autoregulando a sí mismas. ¡Zambúllete!

1 Comment
  • beatrizmarcano
    Noviembre 17, 2011

    Realmente, una locura, un Tsunami de información, fuerzas de todos lados vienen y van… y ¿cómo mantenerse en contacto con la familia y con los que no están es esa revuelta en la web???Un saludo y esperemos zambullirnos sin morir en el intento…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: