El coste de adaptación es el factor que marca el desarrollo de la empresa en la era internet

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Images

Leo con interés el libro de Enrique Dans "Todo va a cambiar" (hasta ahora solo he terminado algunos capítulos) y la sensación que me transmite es agradable pues tengo en un sitio (el libro) un conocimiento estructurado que llena huecos y espacio vacíos de mi propio conocimiento del tema de internet, complementado con el hecho añadido de que conoces al autor.

De sus planteamientos extraigo la idea expuesta en el titular de este post: las empresas han puesto en marcha sin querer un cronómetro que les está marcando el tiempo que van a tardar en efectuar la transición obligada para adaptarse a la era de internet. Me ha parecido oportuno llamarlo 'coste de adaptación' en un golpe de inspiración por la lectura de la obra de Dans. La ecuación que se plantea es bien sencilla: qué valor tiene x cuando mi organización mantiene procesos productivos que son más caros dado que no utilizan las herramientas de comunicación de internet, que son mucho más baratas.

Si efectivamente la empresa como digo pone en marcha un cronómetro, no solamente le serviría para saber en tiempo el valor de los costes de adaptación derivados de la ineficiencia a la hora de usar las herramientas de comunicación, sino también de lo que representa el desconocimiento para la atención al nuevo cliente conectado.

La flexibilidad del entorno generado por internet en el hecho productivo, nos favorece no solo en lo que es la reorganización de viejas estructuras, sino que nos alienta a la hora de concebir nuevos negocios (un remedo del 'hágalo usted mismo') que atienden realidades emergentes. 
 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: