Los medios de la web social, la forma más rápida de cambiar la cultura corporativa

Cultura_corporativa

De todos es conocido que la cultura corporativa de las compañías se crea con el paso de los años, poco a poco hasta tanto se consolide. Lo malo es cuando, por la razón que sea, se quiere modificar esa cultura. Las costumbres establecidas, la reticencia al cambio, los miedos en relación con la nueva alternativa, la falta de coordinación, etc, etc son exponentes de la difícil tarea de quitar una cultura y poner otra dentro de nuestra organización.

Realmente, y como se puede pensar sin mayor problema, la cuestión no es efectivamente como el que compra una máquina nueva para sustituir a la vieja. Los procesos de modificación de nuestros principios internos son por lo tanto lentos, tediosamente lentos diría yo, hasta el punto de la exasperación. Por eso probablemente, estas dinámicas pueden comenzar sobre unas bases teóricas y técnicas específicas, aunque nadie sepa realmente cuando se puede consumar el anasiado cambio. Se sabe cómo empezamos, pero no cómo terminaremos, ni cuándo. Me parece lo más realista decirlo.

La enorme duración en cuanto al tiempo a emplear y la falta de implicación también, que es un freno a estas fases de la vida de las compañías,  podrían demandar novedades. Las herramientas de la web social, usadas en el interior de nuestras empresas, pueden establecer procesos mucho más rápidos. La contrapartida a esta alternativa, se esgrimirá fácilmente, es la presunta falta de control. Nadie niega algo parecido, porque la web social es así, poco o nada controlable, aunque sí liderable.

La utilización del social media en nuestras empresas implica participación, algo a lo que no se está muy acostumbrado. Por eso, antes que tener miedo, habría que pensar en el beneficio de que algunas personas quieran implicarse. Lo más probable es que ante el inicio de una medida de uso de blogs internos, microblogging, etc en el ámbito de la Comunicación Interna, lo primero que nos encontremos es pereza.

Tener la determinación de abrir la compañía es un ejercicio duro, empezando por la dirección. Exige sinceridad, claridad de ideas y entereza. Puede ser muy enriquecedor y debe basarse en la pericia a la hora de pilotarlo. Con las bases adecuadas puestas, es más posible que acertemos a pilotar el camino hacia la meta de una empresa con una nueva cultura corporativa. Existen en ese sentido situaciones ideales en las que, como Emilio Márquez asegura en su blog, no es necesario conformarse con un solo community manager para tu empresa cuando todos los trabajadores pueden serlo.

La dimensión de un cambio de cultura de una empresa a través del uso de la web social hacia dentro de la organización, no es una mera medida estética. Implica poner las bases para el inicio de una nueva manera de organizarse y una forma diferente de hacer negocio dentro del entorno que se está generando en relación a las herramientas que ha traido la internet de la participación.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: