El dinero no compra tu reputación. Gasta menos en publicidad e invierte más en social media

Marketing

Según varios estudios que aparecen citados en este post de Groundswell (Forrester) la conclusión resulta patente: la manera de que los clientes hablen bien de ti no se logra a través de la publicidad, sino a través del boca a boca (worth of mouth, prefieren decir los anglosajones) que genera el social media. Los estudios referidos son:

Llegado el punto, con la experiencia que vamos generando a través del social media, y la larga acumulada después de muchos decenios de uso de la publicidad, creo que podemos decir que la publicidad difunde la marca, pero no concede el beneficio de la reputación. Eso es más propio del diálogo producido a través de internet, que determina de manera progresiva la decisión de compra.

 

Las empresas, es comprensible, no van a cambiar de buenas a primeras la forma en la que hacen las cosas. Y si, durante toda la vida han hecho publicidad, ahora es difícil decirles que no la hagan. No creo incluso que sea conveniente dejar de hacerla, por aquello de tener apuntalada la marca. Sin embargo, si parece recomendable, como sugiere Peter Kim, que diversifiquemos la inversión entre los distintos apartados del Marketing, abriéndole un hueco mayor al social media.

 

 

2 Comments
  • Isabel Iniesta
    abril 17, 2011

    Arriesgada afirmación la que haces : “creo que podemos decir que la publicidad difunde la marca, pero no concede el beneficio de la reputación”Contradice numerosos estudios académicos que afirman que la preferencia de marca (uno de os componentes de la reputación) es una de las consecuencias de la publicidad.Conviene dejar de pedirle al anunciante ¿a quien quieres mas, a papá o a mamá?Los social media son eso: un medio más a considerar. No necesariamente una alternativa.Un cordial saludo

  • Benito Castro
    abril 17, 2011

    Gracias por la aportación. Las frases arriesgadas llaman la atención. :-). Finalmente, cualquier idea es soportada por estudios. Aunque el protagonismo de la publicidad es más que evidente, sí que parece una constatación creciente comprobar las dudas sobre sus consecuciones en un mundo de saturación mediàtica. En el bombardeo constante de anuncios, la parte relativa a la reputación es, bajo mi punto de vista, intrascendente en comparación con lo que aporta el diálogo en del social media en términos de reputación. Si te das cuenta, antes de que hubiera web social, era el diálogo entre personas en el largo plazo lo que igualmente generaba reputación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: