La experiencia en torno a las marcas se forja en público, no en privado y de espaldas a internet

Cuando la marca ya no pertenece en su totalidad a la empresa, dado que las personas definen con sus comentarios qué es lo que le gustaría que fuera, el intento de medir completamente lo que está ocurriendo en internet y cómo me afecta, se convierte en una tarea ímprova que no puede condicionar a las empresas en lo que se refiere a ser activo o no en la web social. E introduzco este tema porque he venido comprobando recientemente algo que ya resulta patente, como es el hecho de que existen muchas organizaciones que no quieren ni oir hablar del social media si no tienen garantías de que todo lo que se hable de ellas estará perfectamente localizable, medible…

Si regresáramos por unos momentos a una economía sin capacidad de estar conectada completamente con el mercado a través de internet, está claro que a cualquier empresario le hubiera interesado sobremanera tener referencias de las opiniones que sobre sus productos estaban en la calle. Es como si hace 20 años las empresas hubieran tenido la posibilidad de haber sabido qué opinaban sus clientes o la gente, de una forma no perfectamente medida, errática y contraria, por lo tanto, a los límites que ponen los focus group. Les hubiera encantado. Creo yo. Entonces, ¿por qué a muchas empresas de 2011 les sigue pareciendo un desatino acercarse a los foros, redes sociales, blogs…? La desgana o el temor generan en muchas ocasiones la desatención de estas plataformas.

La generación de las experiencias no se hace en privado, se hace en público y a través de muchos enlaces con crecimiento anárquico. Esto es, nos pongamos como nos pongamos, la manera de que hoy en día se vaya generando el clima que nos favorezca ( si lo trabajamos) o no, si no lo tenemos en consideración. Por lo tanto, y a pesar de las lógicas incertidumbres, la tendencia a dilucidarlo todo intramuros de las compañías, con el máximo secreto aunque sea para una cuestión trivial, no es la manera recomendable de competir en estos tiempos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: