Dialoga, mide y actúa: las tres fases del negocio a través de la web social

El modus operandi es habitualmente el que aparece en  el titular de este post. Las plataformas típicas de la web social están hechas para dialogar. Hay quien opina incluso que el social media no se puede dedicar al branding y solo a conversar. Sea como sea, la cuestión es que el esquema operativo que se desarrolle, tomando como base las herramientas de comunicación participativa, tiene que tener la conversación como prioridad fundamental que, aunque no lo parezca, es obviada en muchos casos. Es aquello de esas empresas que, por ejemplo, enfocan los blogs o el perfil en Twitter exclusivamente para vender productos casi como spam. Ello no quiere decir que estas herramientas no se puedan utilizar para generar ventas. Sí desde luego, pero de otra forma, usando el diálogo.

Internet conlleva hoy en día una gran explosión de información que se incrementa e incrementa cada segundo que pasa. Las empresas que están involucradas en este contexto de profusión de datos tienen la lógica necesidad de medir su presencia. Este es, como es bien sabido, uno de los puntos críticos del proceso, pues en la medida que sepamos qué se dice de nosotros y a través de que medios, tendremos una mejor composición de lugar. Desde mi punto de vista, este peldaño es quizás el más complicado, aunque existen ya muchos medios y métodos que han generado avances en lo que se refiere a la contabilización de los mensajes vertidos y el análisis de los mismos.

Efectivamente, cuando decía al principio que si no hay diálogo no existe un verdadero uso de la web social, el hecho de desarrollar una conversación es en sí misma una acción. Sin embargo, cuando nos referimos a la acción como tercer paso, hablamos de las decisiones de mayor calado que corresponden a una empresa, es decir aquellas que están relacionadas con los productos, las ventas, la distribución, la contratación de personas, etc. Así las cosas, cuando entramos en este nivel de profundidad nos referimos al desarrollo del social business o empresa 2.0, en el que la aplicación de la web social implica un cambio notable en sus procesos, organización y manera de tomar las decisiones.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: