La empresa será lo que dilucide en su comunidad online

Llegará el momento en el que tu empresa será lo que sea en función de su comunidad en internet. A mayor y mejor presencia en la red, más opciones tendrá, dado que progresivamente vamos a vivir un tiempo en el que las constantes vitales, por decirlo de alguna forma, de cualquier compañía, tendrán su medida más exacta en función de lo que se dilucida o no en internet.

Para entender este enfoque solo habría que recaer en la creciente influencia que están obteniendo las posturas que las personas adoptan con respecto a determinados negocios. Veamos por ejemplo, las opiniones que se vierten en distintas plataformas con respecto a los hoteles y en general el turismo (destinos, tour operadores, rutas…). A ello podríamos poner como ejemplo añadido las situaciones críticas que se viven en momentos como la reciente huelga de los controladores aéreos en España, y que puso a prueba a la gente de Comunicación de la compañía aérea Iberia.

Pero no solo va a tener relevancia en  la red cuestiones relacionadas con la marca o la comercialización de productos. También va a ir teniendo una influencia creciente otros aspectos importantes de las empresas, como la reclutación de recursos humanos (ver en este sentido el papel creciente de LinkedIn) o los problemas laborales, así como la captación de capital, los procesos de innovación y mejora de los productos… Habrá influencia de todo un poco, es decir, en todas y cada una de las áreas de la empresa, pues se podrá extraer conclusiones en función de lo que ocurra en la gran maraña de conversaciones y los latidos de la comunidad que se pueda generar en torno a la compañía.

En esta evolución, que se puede ver gráficamente en cuatro estadios como recoge Enrique Burgos en su blog, merece la pena adquirir una postura proactiva y no reactiva, tratando en todo momento de cuidar y gestionar adecuadamente tu presencia en la web participativa, con el fin de tener una mayor capacidad para gestionar debidamente la información que continuamente puede irse produciendo para que, desde la empresa, se tomen las medidas adecuadas.

Como medidas adecuadas, la empresa tiene ya, primero, que entender y aceptar la creciente influencia del entorno online y, segundo, dotarse de los medios y personas necesarias para hacer un buen trabajo a este respecto. Contar con un community manager es un buen paso, pero no es suficiente. Lo suyo es dotarse de un buen departamento de Comunicación online, o, al menos, iniciar la transición para que el actual departamento de Comunicación deje de prestar tanta atención a lo offline para dedicársela más a lo online y además crecer en cuanto a su influencia en todos los departamentos de la compañía, pues al fin y al cabo lo que se dice en internet afecta a todo el mundo en la organización. La justificación de la importancia de las comunidades en las empresas de la era de la web social, entronca con la política clásica del enfoque en el cliente, como destacan en este post de la consultora vasca Xupera.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: