¿Dónde colocar al community manager en la dirección general o en comercial?

¿Puede el community manager pertenecer al área de la dirección general de una empresa o más bien tiene que estar en la parte de marketing? La pregunta tiene una clara conexión con lo que, después de un debate de años, se planteó y superó con lo relativo al director de comunicación, que finalmente, y en la mayoría de las empresas, de existir, se coloca en la órbita de la dirección general.

Actualmente el community manager se suele ubicar en el apartado de comunicación y marketing, lo que ya, de hecho, deshace cualquier debate, se podría pensar. Sin embargo, el planteamiento que realizo se me antoja de mayor calado, puesto que es una cuestión de futuro que tiene, incluso, que ver con la evolución de la empresa hacia el negocio social.

En primer lugar, cabe pensar si el community manager de hoy será la base del director de comunicación de mañana, en la medida que las herramientas de comunicación de internet toman un protagonismo mayor que, podría pensarse, supera a los medios tradicionales. En este sentido, la cosmovisión que supone el ejercicio de las tareas propias del área de Comunicación con el añadido de la web social, las confirma a mi modo de entender dentro del área de influencia de la máxima dirección de la empresa.

Hay que tener en cuenta, de otra parte, que las empresas consideran actualmente, y de forma mayoritaria, la necesidad de obtener una rentabilidad de la web social en el corto plazo. Por esta razón, es por la que se explica la involucración de los community manager en el entorno comercial. Esta decisión, desde mi punto de vista, tiene dos peros: por un lado, que circunscribe mucho el área de influencia del social media, desmereciendo todo lo que puede aportar en otras facetas más allá de la de las ventas. Y por otra parte, que la tendencia a conseguir resultados muy patentes y muy rápidos, también le resta eficacia en la medida que se pierde perspectiva y visión de futuro.

La visión de futuro justamente se contempla debido a que las empresas progresivamente van a tener que sufrir una evolución en la que la incidencia de internet, les exigirá un cambio hacia la empresa 2.0, social business o negocio social que decía más arriba. En esta tendencia es en la que merece la pena contemplar también la figura del community manager ( quizás con otra denominación) favoreciendo su involucración con la perspectiva más global de la dirección general.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: