Hay que dejar atrás la obsesión de que la Comunicación es solo relaciones con los medios

A mi me ha parecido siempre de lo más necesario dejar patente que el trabajo de la Comunicación no se centra exclusivamente en las relaciones con los medios, como dejé patente en mi trabajo 'El auge de la Comunicación Corporativa' hace ya varios años. Leyendo ahora este post de PR Conversations, de nuevo me centro en esta misma idea, algo que es especialmente relevante y normal que nos indaguemos ahora que las herremientas de la web social tienen cada vez más presencia.

La primera pregunta es: ¿pueden los comunicadores olvidarse de las relaciones con los medios clásicos y centrarse en el social media? La cuestión es que es razonable pensar que el protagonismo ha cambiado. Realmente una empresa no necesita, por así decirlo, depender de tener relevancia pública de terceros, es decir de los medios de comunicación tradicionales como durante toda la vida ha sido. ¿Por qué?, pues porque, como resulta evidente, cada organización puede tener su propio mix de medios digitales desde el blog coporativo, pasando por las redes sociales, You Tube… Ahora las compañías se pueden autoabastecer sin necesidad de depender de terceros.

Y la segunda y última: ¿es posible dejar de lado la posibilidad de realizar un impacto al publicarse una noticia de mi empresa en un medios clásico con cientos de miles de seguidores para confiarnos a las microaudiencias de nuestros medios digitales?
Lo primero que habría que aclarar es si efectivamente nuestra publicación puntual en un periódico u otro medios tradicional nos va a generar un gran impacto o no; o si, por contra, nuestra presencia permanente a través de nuestros medios digitales no va ser más eficaz y directa, puesto que además a través de ellos nos dirigimos directamente a nuestros clientes y no a intermediarios como al fin y al cabo son los medios de comunicación clasicos.

Última idea: creo que mantener las relaciones con los medios es muy importante, pero no es una tarea única y tan prioritaria como hace unos años. Lo aconsejable es pasarnos al entorno digital, sumando la presencia de nuestra empresa en las plataformas de siempre, puesto que cuanto mayor es nuestra protagonismo mejor para nuestros intereses. Lo que ocurre ( y eso hay que tenerlo muy en consideración) es que está cambiando el orden de las prioridades.

1 Comment
  • Alfredo Arceo
    diciembre 21, 2010

    Totalmente de acuerdo. Las relaciones con los medios es una parte minúscula de la estrategia de comunicación de cualquier tipo de organización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: