Para el MIT que la gente aconseje un producto en la web social no significa que se vaya a comprar

Puede que tanto hablar y hablar de lo trascendental que resulta la aportación de la web social con su claro poder prescriptor, que ahora nos viene el MIT a través de su publicación Technology Review, con un estudio que asegura que esto no es así. La principal y quizás única conclusión del trabajo, a la luz de lo publicado en la cita revista digital, es que: los consejos favorables que la gente pueda hacer sobre un determinado producto en la web social no implica necesariamente que ese producto se vaya a comprar. Y aunque no lo afirme el trabajo, se podría inferir lo contrario, es decir, que si la prescripción es contraria al bien que sea, la compra de éste no se vería afectada tampoco.

Esta investigación representa un auténtico torpedo contra la línea de flotación de lo que supone el uso de la web social en las tareas de Marketing. ¿Pero habrá que creerse lo que dice? Realmente la primera reflexión es respecto al universo al que se refiere la misma. De hecho se trata de una muestra de 14.000 personas a las que se le indaga sobre los consejos que hace la gente para bajar una determinada canción en una lista de éxito. Sobre esta base de análisis, la conclusión reiterada es que la gente se deja influir por los consejos de sus iguales a la hora de oír una canción u otra, pero que eso no significa que se incrementen las ventas de las más aconsejadas. La conclusión añadida del informe realizado con las pruebas efectuadas, es que las canciones que finalmente han subido en la lista es por su propio valor musical intrínseco ( supuestamente por su calidad) y no por la influencia de los consejos.

Ya digo que este estudio da muy duro contra la sacrosanta y asumida capacidad influenciadora de la web social. A mi particularmente me cuesta creerlo, pero claro no tengo ninguna prueba científica o estudio básico sociológico en el que apoyarme para expresar este posicionamiento. Mi única razón es inferible desde la perspectiva de las probabilidades. Habría que comprobar si las canciones más aconsejadas coinciden con las que más calidad tienen y, por lo tanto, con las más compradas. Yo por otro lado, y al margen de lo que represente o no el poder prescriptor de la web social, sí extrapolo otra opinión basada en las probabilidades aplicadas al ámbito de la vida analógica/real. Y es que resulta del todo evidente que cuanto más te comentan algo más opciones tienes de creértelo, reacción que viene dada por la lógica del tradicional 'boca a boca', según el cual te dejas influir por aquello que te comentan las personas, provocando el que se efectúe una compra si tales consejos tienen que ver con alguna adquisición.

Así que, ¿si esto es así en lo que a la vida cotidiana analógica se refiere, porque no lo va a ser con relación a la vida digital? Así las cosas, yo no me creo francamente lo que concluye este estudio. Considero que, al fin y la postre, lo que hacemos fuera del ordenador es lo que se reproduce dentro del ordenador, en líneas generales y refiriéndonos a personas con comportamientos asequiblemente normales. Es decir, si eres una persona maleducada tal cual, también lo vas a ser bajo tu identidad digital, con lo cual si te puede influir para comprar algo un amigo charlando contigo en el bar con otro grupo de personas, igualmente te puede ocurrir en una red social. Yo por si acaso, y como última idea, creo que lo mejor es -10643″>seguir pensando en el cliente y trabajar para solventarle los problemas que es la perspectiva que destaca en este post Javier Megías, y que bajo mi punto de vista señala en la línea adecuada. En este mundo digital no todo es: me siguen muchos, luego venderé más; esto es solo un indicativo, lo que realmente vale es la capacidad de conseguir que efectivamente te sigan muchos y que cuando opten por tu producto éste les satisfaga. Porque siempre será que no hay mejor recomendación que la que hace un cliente satisfecho, ¿o no?

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: