La Comunicación dialoga para vender y el Marketing aprende a dialogar para el mismo fin

Vender

No pienso que nadie se rasgue las vestiduras cuando se piense que, aplicadas al mundo de la empresa, el Marketing y/o la Comunicación persiguen la obtención de una rentabilidad económica. Lo que pasa es que, al menos en el ámbito de España, que es el que yo conozco, cada una de estas actividades, que muchas veces pasan por estas unidas, tiene un modus operandi diferente.

De forma especialmente relevante en este tiempo de la web social, hay que señalar que la Comunicación ha ejercido y ejerce un papel marcado por el acercamiento a través del diálogo, mientras que el Marketing ha jugado, y juega de hecho aún, a conseguir rendimientos a través del lanzamiento de mensajes con mentalidad unidereccional a pesar de la incidencia de la web participativa.

Creo que el Marketing está siendo patoso en su empeño de asentarse en la filosofía de la conversación, al tiempo que la Comunicación está perdiendo su ventaja histórica al estar demasiado atenazada por el corsé corporativo. En ambas actividades falta flexibilidad y una actitud más natural ante el fenómeno de la conversación. Dice el blog A view from Silicom Valley, y creo que con bastante lógica, que la Comunicación las Relaciones Públicas, tiene que cesar en su estrategia push (lanzo y lanzo mensajes) para involucrarse mejor en el diálogo que las personas ya han iniciado en internet.

Razona el enlazado post que lo que están haciendo las compañías es continuar con la misma estrategia de llenar los espacios con sus mensajes unilaterales, independientemente que se haga por los medios clásicos, o ahora por los participativos. Personalmente discrepo con este artículo en el sentido de que no se debe erradicar la movilización de los mensajes de las organizaciones para cambiar por la involucración en los diálogos ajenos. Se deben hacer las dos cosas.

1 Comment
  • Elena
    octubre 27, 2010

    Hola, Benito.Completamente de acuerdo, la comunicación en su empeño por vender un servicio, una idea, un producto… no debe deshacerse de la actitud pasada de enviar mensajes para calar en el target, pero no debe desviarse del rumbo de la conversación.Tanto la comunicación como el marketing deben entenderse desde la nueva perspectiva de una conversación más abierta, interactiva y participativa, sin perder de vista que ambas son complementarias y que ambas buscan el mismo fin.Buena reflexión, sobretodo para que no se nos olvide que el contenido importa!.Un saludo,Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: