El Social Business es el reto de futuro para la Comunicación Corporativa

Reto

En mi particular experiencia, tengo bastante claro que el Social Business es la proyección de futuro más interesante que se le plantea a la Comunicación Corporativa. En mi trayectoria en este sector, siempre he buscado una diferenciación entre Relaciones Públicas y Comunicación Corporativa, que se puede resumir básicamente en una: las Relaciones Públicas son más propias del área del Marketing, mientras que la Comunicación Corporativa es más propia del área de la dirección de las empresas.

Por esa visión más global de la Comunicación Corporativa, es por la que el siguiente paso sería plantearse una introducción lícita en el Social Business, concepto entendido ( a falta de una traducción en español, aunque podríamos hablar de Empresa 2.0) como aquel que se refiere a la aplicación y uso de las herramientas de la web social en los procesos productivos de las compañías.

Pienso que se trata de un desafío de primer nivel para los comunicadores corporativos que pasarían de ser agentes relacionados con acciones finalistas, a profesionales destinados a trabajar en la progresiva involucración de las herramientas del social media en toda la compañía, departamento a departamento. Es un reto apasionante que nos llevaría de estar preparados para hacer notas de prensa, a trabajar en los flujos de información que se generan en el entorno interno y externo de nuestra organización a través del diálogo en la web social.

En muchas ocasiones he comentado que la era de la internet participativa es la edad de oro para los comunicadores, ya que se multiplican los canales por los que comunicar, al tiempo que nos adentramos en un modus operandi muy diferente en el que el diálogo resulta fundamental. Todavía no existen caminos reglados o expeditos para que un comunicador se convierta en un gestor de Social Business, por lo que representa toda una oportunidad para que los comunicadores trabajemos en esa línea y nos posicionemos adecuadamente en esa evolución.

3 Comments
  • Stephan Fuetterer
    Septiembre 28, 2010

    Hola Benito. Tu post me parece sensacional, porque precisamente he estado comentando con diferentes compañeros del sector la gran oportunidad que tiene el director de comunicación de coordinar el esfuerzo en Social Media de su empresa a nivel transversal/interdepartamental (con la correspondiente implementación de procedimientos que tienen que ayudar a reforzar la rentabilidad de las empresas a través de introducción de nuevos valores en los procedimientos). El papel es complicado, mucho más de lo que parece, y pronto escribiré un post en mediossociales.es (el blog de mi empresa) sobre este tema. Ya te avisaré.Lo que no puedo compartir es tu visión sobre la diferencia entre relaciones públicas y comunicación corporativa. Basta con ir a la definición de Wikipedia (http://bit.ly/FseN) para saber todas las áreas que abarca (incluye la comunicación corporativa y va mucho más allá) y percatarse que en su país de origen las relaciones públicas es un oficio de amplio espectro y de gran relevancia. Otra cosa es que el término se haya corrompido al llegar a España y que hoy en día se identifique con fiestecitas y azafatas. Nada más lejos de la realidad si se mira con un poco de profundidad en el mundo de los negocios de EE.UU. Aquí le hemos corrompido el significado desde el primer día (para muestra, un ejemplo: http://bit.ly/bcPUF2).Un abrazo y a ver si coincidimos en el EBE ;)Stephan

  • Benito Castro
    Septiembre 29, 2010

    Muchas gracias por el comentario Stephan.Me alegra por coincidir en la primera parte, que es la principal de mi post, y agradezco igualmente por disentir relativamente en la segunda. A mi personalmente no me gusta en absoluto establecer ningún tipo de pugna ( o ni eso) por un tema de nomenclatura. Me da igual realmente cómo se le llamen a las cosas siempre que tenga sentido.Es obvio que si nos ponemos, cada cual puede hacer una serie de distinciones respecto a qué es cada cosa. Sé positivamente que en EEUU el sector del Public Relations es muy importante y además adquiere un protagonismo y crecimiento envidiable, justamente por el uso de las nuevas herramientas de la comunicación y por la flexibilidad de la que hace gala históricamente ( desde los tiempos de Eduard Bernays), ya que es una disciplina más proclive al diálogo propio de esta época del social media que otros apartados como el Marketing incluso, que tiene en su ADN un objetivo de estímulo de ventas más agresivo y menos dialogante.Pero EEUU es EEUU y España es España, y aquí, estamos de acuerdo, el término relaciones públicas sigue maltratado. Ojalá cambie y se perciba de otra manera con el social media. Por otro lado, cuando afirmo que las Relaciones Públicas se centran más en el Marketing es porque existe un consenso muy extendido de que las Relaciones Públicas es parte del Marketing, una subcategoría, empleada en el marketing mix. Esta ubicación le resta, esencialmente en el caso español me temo, la visión general que sí tiene, a mi modo de ver la Comunicación Corporativa que, en nuestro país, sí (afortunadamente) se ubica cerca de la alta dirección de las compañías.Estaría encantado en coincidir también en el EBE. Yo por razones ebvias, estará allí a tope. Un abrazo.

  • sfuetterer
    Octubre 4, 2010

    Entonces estamos de acuerdo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: