A las empresas les cuesta dejar la forma de competir de la era postindustrial, a pesar de Zara online

Crisis_que_crisis

Es del todo reconocido que nos encontramos en la llamada sociedad de la información y del conocimiento, pero más allá de lo que significa habernos colocado socialmente esta etiqueta, la forma de competir de las empresas de hoy en día nos confirma que estamos aun anclados en la sociedad postindustrial e, incluso, yo diría que a veces parece que en la industrial. Al fin y al cabo, la clave de haber 'oficialmente' pasado de una sociedad industrial a otra postindustrial es que el sector servicios tiene más protagonismo que el industrial. Pero no nos perdamos en matizaciones y etiquetas.

Umar Haque, de la Universidad de Harvard, hace una prospección sobre la forma en la que las empresas tienen que abandonar el estilo de la era postindustrial, incentivando, a través de este post, la idea de crear una nueva economía basada en formas sostenibles de producción y en la revisión de 'grandes maquinarias productivas' como la de Detroit y el sector del automóvil, por ejemplo. Su análisis es bastante intenso y relacionado, como parece lógico, con la realidad norteamericana a la que pertenece.

El recientemente lanzado portal Zara online incide en un modelo tradicional de competencia, solo que aprovechando internet. ¿Es esto al menos discutible? Yo desde luego no sería quien trataría de enmendarle la plana a Inditex, especialmente cuando este negocio va como un tiro de bien. El único 'pero' (dicho casi con rubor) que le pongo en un análisis rápido de su nueva tienda online, es el olvido de los gestores de esta empresa gallega que nos llena de orgullo a los españoles cuando vamos por el extranjero y vemos sus tiendas, que no han tenido en cuenta, aunque sea de pasada, la incidencia de las personas en el nuevo escenario competitivo. Todo lo más que veo es la colocación de un chat para conversar sobre el funcionamiento del nuevo servicio.

La gran aportación de la era de la web social es la incidencia de las personas en todas las áreas de la realidad social y competitiva de las empresas. Jeremiah Owyang, uno de mis pensadores favoritos en el desarrollo de la idea del social business, da diez señales para reconocer si una empresa está madurando en este terreno, que yo resumo de la siguiente manera con añadidos míos:

  1. Conocer a tus clientes a través de los medios sociales, concretando en datos estadísticos de la relación que establecen clientes y empresa.
  2. Los empleados se expresan a través de los medios de la web social, dentro de unos procedimientos que permitan libertad creativa y respeto de la línea que plantea la empresa.
  3. La web de la empresa no es estática, está abierta a conexiones con sitios sociales, de tal manera que las personas se conectan y coinciden a través de ella.
  4. La web de la compañía está conectada a todo un sistema de social CRM.
  5. Las empresas no plantean una línea de Marketing en la que ella es la que más habla. Son los clientes, a través del diálogo, los que ayudan a posicionarla.
  6. Las herramientas sociales crean comunidad alrededor de la empresa y son éstas las que ayudan a otros clientes.
  7. El conocimiento de los clientes a través del diálogo permite que la empresa se anticipe a determinados problemas.
  8. La colaboración a través del diálogo refuerza la innovación.
  9. El input de información recogida a través del social media ayuda a tener datos en tiempo real que facilita los procesos establecidos en la empresa.
  10. Estos mismos datos permiten ayudar a que se conozcan en tiempo real los costes y los beneficios de la compañía.

No sé la forma en la que finalmente todas y cada una de las empresas van a ir aprovechando el caudal de datos que las personas ponen en circulación a través del social media, en este entorno de superación a trancas y barrancas de la sociedad postindustrial. Será algo que estará en función de cada caso. Entiendo que nos encontramos ante una etapa en la que las compañías tendrán que ir adaptando sus propias circunstancias a este nuevo y creciente fenómeno.

1 Comment
  • diego caceres
    noviembre 1, 2010

    terrible xarxa tu wea de documento aweonao!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: