Las oportunidades están en el social media.Los medios tradicionales te condenan a la pasividad

En una breve conversación días atrás con una directiva de Dircom, me decía a modo de resumen que existen dos perspectivas a la hora de analizar los medios participativos: o como centro desde el que engarzar toda la política de Comunicación, o como un medio más junto a los demás tradicionales. Imagino que será por la clara vinculación a este mundo que personalmente he adquirido desde 2006 a esta parte, que para mi no representa ninguna duda. El centro donde gira todo está en el social media puesto que es una extensión muy poderosa de nuestras capacidades de análisis, comprensión y crecimiento. La tendencia generalizada en el sector profesional de la Comunicación es sin embargo la otra, es decir la de que los medios participativos son la novedad que se une a los canales de siempre y nada más.

Creo que es determinante comprobar hasta qué punto una persona no puede hacer casi nada (está condenado a la pasividad casi perpetua) leyendo un periódico o no digo ya viendo la televisión. Mientras que la interacción adquirida con el social media le otorga una variedad enorme de posibilidades. Pensemos en montar un negocio. Leyendo un periódico o viendo la tele puede llegar una idea al azar, mientras que a través de los medios participativos, desde el minuto uno, puedes encontrar los recursos y lanzarte de inmediato si quieres. La gran diferencia es que en el social media tu eres el dueño y señor de tus pasos ( creando tus propios medios de difusión), mientras que los otros lo único que puedes hacer es tratar de entender lo que te quieren decir.

Como en muchas ocasiones comenta Brian Solis, en nuestra época nos caracterizamos por construir una estructura social y económica basada en las relaciones. Es lo que siempre ha ocurrido, lo que pasa es que actualmente es algo que se ha potenciado hasta casi el infinito. Estamos en la ágora digital con proporciones inabarcables y posibilidades inesperadas. La cuestión es que las personas, que al fin y al cabo creamos lo que nos circunda, hasta ahora no eramos más sujetos movidos por una realidad que otros representaban, mientras que ahora somos sujetos activos que participamos directamente en hacer palpable la realidad.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: