En el social media: cuanto más das, más recibes

Cuanto más doy, más recibo en el social media. Esta regla de la compensación natural resulta interesante. Leo algo parecido en este post en el que se dedican a desmontar 12 mitos relacionados con esta temática. Desde mi personal experiencia, puedo decir que la afirmación que preside este post es verdadera. Añadiría que desde que empecé a bloguear en enero de 2006, mi comparecencia prácticamente a diario durante casi ya cinco años (los hará a primeros del año que viene) me ha aportado especialmente conocimiento, contactos y oportunidades.

Si singularmente concebimos este hecho de que más es más, es decir que a más implicación en los medios sociales, más o mejores resultados obtendremos, está muy claro que las empresas tienen que volcarse en este terreno. Comenta Shel Israel, uno de los autores del ya mítico Naked Conversations (su último trabajo es Twitterville) y al que tengo el gusto de conocer, que hemos entrado ya en una etapa en la que no se plantea si las empresas tienen que estar o no en el social media, sino cómo hacerlo en función, obviamente, de unos determinados intereses.

Bajo mi punto de vista, la más pura esencia de lo que significa hacer negocio a través del social media se reduce a la capacidad de hacer sociable tu marca. Esto significa humanizarla de tal manera que su presencia no se dilucide exclusivamente mediante la fría presencia a través de las vitrinas publicitarias sino mediante su capacidad de interactuar en las plataformas sociales. En esta línea hablan en Puro Marketing cuando se preguntan: ¿qué vale la conversación?

La última idea obligada de este post tiene que referirse obligadamente al cómo. La fórmula de más es más, no significa sin embargo que nuestra presencia en los blogs, redes sociales, etc se deba llevar a cabo 'de cualquier manera'. Hace falta hacer las cosas siguiendo unos criterios profesionales que nos permitan obtener mejores rendimientos. Aquí por ejemplo, se recogen 20 consejos para mantener en buena forma tu blog con lo que no tienes que hacer.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: