Claves para ser un social CEO

¿A que nos referimos con el nombre social CEO, usando inevitablemente como en otras muchas ocasiones la nomenclatura anglosajona? En principio hablaríamos de lo que en el ámbito de lo hispano tendríamos que bautizar como consejero delegado social ( que no pega ni con cola). En cualquier caso respondería a la figura del máximo directivo de una empresa que adquiere un tipo de gestión basada en alguna medida en el uso de las herramientas del social media. Nada más… Y nada menos.

Lo que queda claro es que progresivamente esta figura del social CEO va a ir adquiriendo carta de naturaleza, como pone de manifiesto George Colony, CEO de Forrester Research, en esta entrevista en Mashable. Sin duda de ningún tipo nos encontramos ante un tipo de experimento complicado por varias razones:

  • porque los altos directivos de las empresas consideran que no tienen tiempo como para escribir en un blog o en una herramienta de microblogging.
  • por el choque cultural evidente que les supone tener ahora un grado de exposición y de sensación de ‘pérdida de control’ de la situación.
  • por las limitaciones legales, puesto que las tomas de posición de algunos directivos de empresa pueden tener repercusiones en el ámbito del mercado de valores ( si es que la compañía en cuestión cotiza en bolsa) o frente a los accionistas o instancias laborales…

La cuestión es que, como todo, se pueden buscar las vueltas para solventar estos tres problemas. Y existen casos ( ninguno que yo sepa en España de una gran empresa fuera del ámbito tecnológico) como Richard Edelman el CEO de Edelman,  una de las principales agencias de Relaciones Públicas del mundo; o el de la cadena de hoteles  Marriott, Bill Marriott, que llama especialmente la atención porque tiene 77 años de edad. Singularmente, el problema de la falta de tiempo no es asumible puesto que los altos directivos de las compañías tienen que, obligatoriamente, utilizar buena parte de su tiempo en comunicar. Lo que pasa es que cambian las herramientas y, sobre todo, la filosofía.

Por otra parte, y bajo mi punto de vista, hay dos cuestiones que tienen que tener en cuenta los CEO para convertirse en social CEO:

  • la primera es muy sencilla. Queda cada día más claro que las empresas de estos CEO se la están jugando en el devenir creado en torno a las herramientas de la web social, razón por la que tienen que ir aprendiendo, como mínimo, a saber de qué va esto. Lo que de momento no deben rechazar es la novedad, o mofarse de ella que sería peor, pues eso sólo demostraría ignorancia. Los CEO además tienen que ser conscientes de la evolución que están sufriendo la sociedad, los clientes y los mercados, circunstancia ésta que supone que cada vez tengan más protagonismo las generaciones que se han criado con los blogs, Facebooks, Tuentis y Twitters…
  • en segundo lugar es fundamental que los CEO vayan realizando el ejercicio de conectar los nuevos usos con los objetivos que tienen sus empresas. Ésta es una tarea clave pues significa dar un paso más allá del simple hecho de utilizar las herramientas sociales. Una empresa no se convierte en empresa 2.0 por solamente usar Facebook o Twitter. Es algo más, aunque eso tiene un tratamiento más profuso, de lo que me gustaría apuntar solamente algo básico: los CEO se tienen que acostumbrar a realizar una gestión abierta, pues la web participativa pone ‘luz y taquígrafos’, que se dice en el ámbito de la política.

El social CEO es, finalmente, un simple exponente del nuevo perfil de directivo que ya está llegando. Es algo que se entiende muy fácil cuando poco a poco iremos viendo la incorporación de muchos de los jóvenes de hoy, nacidos en esta cultura, a los cargos de responsabilidad. Ellos serán directivos más acostumbrados al social media y su filosofía, por lo que el cambio para ellos ya estará asumido, lo que no quiere decir claro que no tengan nuevos retos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: